Bangalore. La economía global crecería a un ritmo robusto este año y alcanzaría niveles de expansión no vistos desde el 2010, en un contexto de aceleración en países desarrollados y de un repunte de la inflación, reveló un sondeo de Reuters entre 500 economistas.

Los mayores bancos centrales del mundo está previsto que empiecen a alejarse de las políticas monetarias ultra expansivas este año, pero los costos de endeudamiento aún son bajos y deberían seguir auspiciando el crecimiento.

Los últimos sondeos de Reuters realizados este mes, que cubren a más de 45 países, no sólo destacaron el optimismo en torno al crecimiento sino también arrojaron que las previsiones de inflación fueron elevadas o dejadas sin cambios en casi un 70% de las economías.

"Por primera vez en largo tiempo, el crecimiento global se está acelerando desde su nivel promedio en lugar de presentar una mera recuperación", dijo James Sweeney, economista jefe de Credit Suisse.

La economía mundial está previsto que se expanda un 3,7% este año, el ritmo más acelerado desde el 4,3% del 2010.

Casi un 70% de más de 140 analistas dijeron que era más probable que el auge de la economía global cobre impulso este año y que produzca un rebote de la inflación más fuerte de lo previsto actualmente.

La cifra representa un alza respecto a la expansión de 3,6% proyectada en un sondeo en octubre, pero es menor a la última estimación del Fondo Monetario Internacional (FMI) que apunta a un crecimiento global de 3,9% en 2018.

Casi un 70% de más de 140 analistas que respondieron una pregunta extra dijeron que era más probable que el auge de la economía global cobre impulso este año y que produzca un rebote de la inflación más fuerte de lo previsto actualmente.

Estas expectativas están siendo apuntaladas en buena parte por las economías desarrolladas, especialmente por la zona euro y Estados Unidos, que puede que aún no hayan alcanzado su máximo potencial de crecimiento de este ciclo pero que sí han elevado la actividad lo suficiente para generar un impacto positivo.

Analistas prevén que la economía estadounidense crecerá a su ritmo más veloz en tres años en el 2018, animada por la mayor reforma al sistema tributario del país desde la década de 1980. Aún así, los economistas esperan que la aceleración sea de corto plazo.

En cuanto a América Latina, un sondeo por separado indicó que una gran mayoría de economistas espera que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)- en el que participan México, Estados Unidos y Canadá - sea renegociado con éxito con sólo cambios marginales, pese al descontento del Gobierno de Donald Trump.

La visión extraordinariamente optimista de los economistas encuestados en México, Canadá y Estados Unidos es una señal de que muchos expertos están tomando con escepticismo las repetidas advertencias de Trump respecto a que quiere retirar a su país de un pacto que ve como injusto para las empresas estadounidenses.