La economía de Grecia regresó a la recesión en el primer trimestre de 2015, anunció hoy la autoridad nacional de estadísticas de Grecia, Elstat, en medio de una incertidumbre renovada sobre las perspectivas económicas del país.

De acuerdo con los cálculos preliminares de Elstat, el producto interno bruto (PIB) de Grecia creció 0,3% en una base anual durante el periodo de enero a abril de este año en comparación con el mismo lapso de 2014.

No obstante, la economía griega en los primeros meses de 2015 se contrajo en 0,2% en comparación con el cuarto trimestre de 2014.

"La recesión ha regresado" fue el lema subrayado en los titulares de los medios de comunicación locales respecto a los datos dados a conocer por Elstat.

La economía había salido de una recesión dolorosa de seis años en 2014, en el que hubo un crecimiento de 0,7%, de acuerdo con cifras previas de la agencia.

La incertidumbre que siguió al cambio de gobierno luego de las elecciones nacionales de enero, y el estancamiento en las negociaciones con los acreedores desde entonces sobre las condiciones de la cooperación futura han afectado a la economía real y a los indicadores financieros.

En medio de un problema de liquidez que empeora cada semana que pasa sin recibir la ayuda de los prestamistas internacionales, los escenarios de una posible moratoria y la salida de Grecia del área del euro esta primavera o a principios del verano amenazan de nuevo.

Atenas parece confiada en que puede alcanzar pronto un compromiso honesto con los acreedores sobre el paquete de reformas obligatorio que el país debe poner en vigor a cambio de la ayuda financiera vital.

Por otro lado, Grecia depende de soluciones a corto plazo, como el programa de subasta mensual de bonos del tesoro.

Hoy, Grecia recaudó 1.138 millones de euros más (alrededor de US$1.280 millones) de la venta de bonos del tesoro a tres meses, anunció hoy la agencia de administración de deuda pública, PDMA.

La tasa de interés se mantuvo estable en 2,7% en comparación con la subasta similar previa.