La economía mexicana se contrajo 0,2% en el tercer trimestre del año, afectada por los desastres naturales que azotaron al país en septiembre pasado, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con las cifras del Inegi, preliminares y ajustadas por estacionalidad, la lectura del Producto Interno Bruto (PIB) entre julio y septiembre, representaría el primer tropiezo para la cifra comparable desde el segundo trimestre de 2013.

En el segundo trimestre de este año, el PIB mexicano se expandió 0,6%.

La actividad industrial ligada a Estados Unidos tropezó 0,5% en el tercer trimestre, mientras que el sector servicios lo hizo en 0,1%, según la serie desestacionalizada de la entidad.

El Inegi indicó en su reporte que el sector agropecuario, con una mínima aportación al PIB, se expandió 0,5% en el periodo de referencia.

A tasa interanual, el PIB mexicano se expandió 1,6% en el tercer trimestre del año, para acumular un crecimiento de 2,2 en los primeros nueve meses.

Las cifras definitivas en torno al comportamiento del PIB del tercer trimestre se difundirán el próximo 24 de noviembre.

El Inegi explicó que las cifras incorporan como nuevo año base al 2013, contra el anterior 2008, en un intento por adecuar las estadísticas a la nueva realidad económica.

Las cifras del tercer trimestre son congruentes con la expectativa del gobierno de terminar 2017 con una expansión económica de entre 2 y 2,6%.

El autónomo Banco de México (Banxico) estima una expansión del PIB para este año en un rango de entre 2 y 2,5%.

México resultó afectado por los sismos del 7 y 19 de septiembre pasado, que dejaron 471 personas fallecidas, así como daños severos en las zonas centro, sur y sureste del país.

El país sufrió también ese mes otras afectaciones, sobre todo en materia petrolera, debido al paso de las tormentas Lidia, Katia y Max.