México DF. La actividad económica de México se expandió 8,85% en mayo a tasa anual, más de lo esperado por el mercado, ante una baja base de comparación, ya que en igual mes del año pasado se sufrió una especie de parálisis temporal por una epidemia de influenza.

El alza en el Indice Global de la Actividad Económica (IGAE) del quinto mes del año fue mayor a la esperada por analistas en un sondeo de Reuters, que pronosticaban un crecimiento del 7,90% en promedio. La mediana de las estimaciones arrojó una expansión del 7,95%.

En cifras desestacionalizadas, el IGAE -visto por analistas como un Producto Interno Bruto (PIB) mensual- subió 0,21% en mayo comparado con el mes inmediato anterior, dijo el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El año pasado, la actividad económica se vio severamente afectada por un brote de influenza A H1N1, que golpeó al país desde finales de abril, pero sobre todo en mayo.

La economía mexicana se está recuperando lentamente de una severa recesión de la que salió en la primera mitad del año pasado gracias a su sector exportador ligado a Estados Unidos, pero los servicios y sobre todo el consumo privado siguen débiles.

El IGAE rompió en diciembre con trece meses de caídas consecutivas, pero analistas aún ven señales de debilidad, a las que se han sumado temores a un nuevo freno en la economía de Estados Unidos, principal socio comercial de México.

El sector servicios creció 8,4% en mayo a tasa anual, apuntalado por el comercio, los servicios educativos, el alojamiento temporal y el autotransporte de carga, entre otros, dijo Inegi.


El sector relacionado con minería, construcción e industrias manufactureras avanzó 8,4% interanual, mientras que el sector agropecuario repuntó 9,2%, dijo el Inegi.

El gobierno mexicano estima una expansión del PIB de al menos un 4,5% para este año, tras el descalabro del 6,5% sufrido el año pasado.