El Producto Interior Bruto (PIB) mundial no recuperará los niveles previos al coronavirus, pero sí evitará la recesión de fin de ciclo, según los expertos del Research Institute de Aberdeen Standard Investments Robert Gilhooly y Stephan Kelly.

"Aunque la situación económica provocada por este brote de coronavirus global cambia cada día, el Research Institute de Aberdeen Standard Investments cree que la economía mundial evitará la recesión de fin de ciclo, a pesar de que el shock global será importante", han afirmado los expertos.

El escenario base que dibuja la entidad indica que el virus no se contendría con facilidad y que la economía global experimentaría una recuperación en forma 'U'. Esto significa que el coronavirus se extendería de forma amplia a nivel global pero la economía mundial evitaría la recesión técnica; aunque, eso sí, la expansión caería hasta el 1% en 2020.

Esto implicaría que algunas zonas entrarían en recesión, entre otras, la Eurozona. Sin embargo, una respuesta coordinada de los bancos centrales y una reacción fiscal agresiva por parte de los estados ayudaría a recuperar el crecimiento en el cuarto trimestre de 2020.

En cuanto al efecto en los mercados, este análisis señala que es difícil calcularlo y cómo influirá en cada activo aunque, eso sí, se espera una volatilidad "sustancial" en las próximas semanas y meses antes de que la crisis se resuelva.

El grado de volatilidad dependerá naturalmente de la difusión del virus, las políticas monetarias y fiscales y la atención mediática.