Washington. Se espera que la economía mundial se contraiga un 1,5% en 2020 como consecuencia del actual brote de COVID-19, según la proyección publicada este lunes por el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, siglas en inglés).

"Redujimos nuestro pronóstico de crecimiento global de 2,6% a 0,4% en las últimas dos semanas, pero la creciente pandemia de COVID-19, la guerra de precios de la OPEP y la creciente tensión crediticia en los mercados desarrollados y emergentes continúan cambiando el panorama fuertemente", dijo el IIF en un informe.

"Nuestro pronóstico de crecimiento global ahora se ubica en -1,5%, con una contracción de 3,3% en los mercados desarrollados y un crecimiento de solo 1,1%" en los mercados emergentes, dice el informe, agregando que existe una "gran incertidumbre" sobre el impacto económico de la COVID- 19.

"Hasta ahora no está claro cuánto tiempo deben durar los cierres en muchos países para contener el virus. Y dada la gravedad del impacto, tampoco está claro si la actividad de consumo e inversión se recuperará rápidamente una vez que se levanten las cuarentenas", dice el informe.

El informe también sugiere que tanto Estados Unidos como la zona del euro ya están en recesión, con un crecimiento negativo durante el primer trimestre y mayores contracciones en el segundo trimestre.

Para todo el año, el IIF espera que las tasas de crecimiento en EE.UU. y Europa se contraigan 2,8% y 4,7%, respectivamente.

El IIF, con sede en Washington D.C., es una asociación global de la industria financiera con más de 450 miembros de más de 70 países y regiones.