Managua. La economía nicaragüense creció el año pasado en un 4,7%, como resultado de un mayor dinamismo en la demanda y en la oferta agregada, según el último informe oficial del Banco Central de Nicaragua divulgado este viernes en Managua.

El reporte recuerda que en el año 2013, la economía nicaragüense creció un 4,5%, uno de los mayores crecimientos económicos de la región centroamericana, según informes oficiales.

El banco emisor informó que con respecto a la demanda se observaron aportes tanto de la demanda interna, así como en la demanda externa.

Destacó que la demanda interna contribuyó con 3,2 puntos porcentuales al crecimiento, impulsada por el crecimiento del consumo individual (4,0%) y de la formación bruta de capital fijo pública (8,3%).

Agregó que por su parte, la demanda externa neta aportó 1,5 puntos porcentuales, reflejo del dinamismo de las exportaciones. Por el lado de la oferta, la mayoría de las actividades económicas mostraron incrementos en su valor agregado.

El reporte puntualiza que los sectores que tuvieron una incidencia preponderante en el desempeño de la economía fueron: comercio, hoteles y restaurantes con un 5,5%; servicios personales y empresariales con un 5,9%; agricultura, ganadería, silvicultura y pesca con un 4,4%; transporte y comunicaciones con un 7,4% e industria manufacturera con un 5%.

Concluye que los resultados del PIB confirman que durante 2014, la economía nicaragüense continuó desempeñándose de forma positiva, observándose sostenibilidad en el crecimiento económico y el empleo, estabilidad financiera y de precios, y consolidación de las finanzas públicas y reservas internacionales.