Asunción. La economía paraguaya crecería un 10,5% en el 2010, impulsada por la agricultura y la construcción, pero se desaceleraría fuertemente en el 2011, cuando avanzaría apenas un 1,5%, según un informe de una consultora privada divulgado este miércoles.

El informe de la firma PricewatherhouseCoopers, publicado en medios paraguayos, estima una cifra superior a la proyección del 9%  calculada por el gobierno -la mayor en 29 años- para el 2010.

En tanto, la estimación para el próximo año es menor a la expansión del 3,5% prevista en el presupuesto 2011.

El informe señaló que el incremento en las exportaciones de soja, cercanas a las 7,5 millones de toneladas, y el aumento de las construcciones impulsaron la revisión del crecimiento económico desde el 9% previsto en abril.

Agregó que el desarrollo de la economía en el 2011 se verá afectado por el impacto del fenómeno La Niña, que traerá clima seco y podría llevar a una caída del 1,2% en el sector agrícola.

Al mismo tiempo, un mayor dinamismo en el sector de la construcción, si se concretan las obras de infraestructura proyectadas por el Gobierno, podría mejorar la estimación para el próximo año.

El ministerio de Agricultura y Ganadería dijo semanas atrás que espera una importante reducción en las lluvias durante el verano austral y alertó a los productores para que tomen medidas destinadas a mitigar el impacto en sus cultivos de una posible sequía.

En agosto, el Gobierno elevó su proyección de crecimiento del Producto Interno Bruto para el 2010 desde una estimación inicial del 6%, ante una mejora de la producción agropecuaria.

La agricultura es el motor de la pequeña economía paraguaya, que en el 2009 se contrajo un 3,8% debido a los efectos de la crisis mundial y de una fuerte sequía que causó una caída de alrededor del 40% en la producción de soja, el principal producto de exportación del país.