Lima. La economía de Perú se expandió en noviembre más de lo previsto por los analistas y cerca de su nivel potencial, impulsada una vez más por sectores vinculados a la demanda interna como la construcción, el comercio y la manufactura que se han convertido en los motores del país andino.

El gobierno de la potencia minera dijo este lunes que el Producto Interno Bruto (PIB) avanzó un 6,83% interanual en noviembre, por encima del 6,3% previsto por analistas en un reciente sondeo de Reuters.

Si bien la cifra es robusta, la mayoría de los analistas no anticipa cambios en la tasa clave de interés, dado que el crecimiento estuvo en torno al nivel potencial estimado por economistas, de entre un 6 y un 6,5%.

La expansión es también mayor al 5,1% del mismo mes de 2011. En términos desestacionalizados, el PIB peruano creció un 1,3% en noviembre frente a octubre, tras haberse contraído un 1,2% en la medición octubre-septiembre.

Con este resultado, la economía acumula una expansión del 6,4% entre enero y noviembre, la misma tasa que en la medición anualizada.

"Hay que destacar el buen comportamiento que tuvieron los sectores de construcción y comercio. Estos dos sectores explican más del 30% del crecimiento de la economía en noviembre", dijo el jefe del Instituto Nacional de Estadísticas e Informática (INE), Alejandro Vilchez, a periodistas.

El sector construcción repuntó un 16,8% interanual en noviembre, mientras que el rubro comercial se expandió un 6,3%.

Entre otros rubros que registraron un buen desempeño en ese mes figuran el del finanzas y seguros, que creció un 10,5%; y manufactura -el de mayor peso en la elaboración del indicador-, que se expandió un 4,8%, dijo el INEI.

Pero el sector de minería e hidrocarburos, tradicionalmente motor de la económica local, retrocedió en noviembre un 1,4% interanual, su segundo mes de caída consecutiva, en medio de un declive en la producción de gas natural y de oro.

Tasa estable. El resultado de noviembre reforzaría la postura de la mayoría de los analistas respecto a que el Banco Central mantendrá en el corto su tasa de interés de referencia sin cambios en un 4,25%, debido también a que no se han percibido presiones inflacionarias por el lado de la demanda interna.

"El informe sugiere que la economía crecerá a niveles superiores al 6,3% anual estimado por el Banco Central, pero ante el retroceso de la inflación y el hecho de que la inversión está liderando el crecimiento, el organismo no necesitará tomar acciones de política monetaria para enfriar la economía", dijo Pedro Tuesta, economista de 4CAST en Washington.

"Pero definitivamente eliminará cualquier chance de un recorte de tasas", agregó.

El organismo ha mantenido su tasa referencial sin cambios desde mayo del 2011, debido a que la economía crece cerca de su potencial y en un nivel sostenible en el largo plazo y a que el entorno externo sigue siendo complicado.

La economía de Perú, segundo productor mundial de cobre y zinc y sexto de oro, se habría expandido un 6,3% en todo 2012 y para este año se prevé un avance similar, según proyecciones oficiales.

El mercado laboral también reflejó buenas cifras. El desempleo en la capital de Perú cayó a un 5,6% en el trimestre móvil octubre-diciembre, su menor nivel en al menos una década y 1,4 puntos porcentuales por debajo de la cifra del mismo período de 2011.