La economía peruana logrará mitigar los efectos financieros provocados por las recientes inundaciones registradas en 11 regiones del país, gracias a la inversión pública, afirmó el ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne.

Según el funcionario, la capacidad de recuperación del Perú es sólida por lo que hará frente a las pérdidas materiales provocadas por el fenómeno natural de El Niño costero y al impacto económico del escándalo de corrupción y sobornos del consorcio brasileño Odebrecht.

Thorne explicó que las inversiones públicas promovidas por el gobierno peruano, de las cuales US$3.000 millones estarán destinados a la reconstrucción, aportarán casi un punto porcentual al crecimiento económico de Perú, por lo que se espera cerrar este año en alrededor de 3%.

El ministro dijo que el proceso de reconstrucción de la infraestructura colapsada por las inundaciones, que dejaron 6.000 kilómetros de carreteras afectadas y 200 puentes dañados, permitirá un crecimiento de las inversiones este año, por lo que se pasará del 5% al 15%, en comparación con el 2016.

Asimismo, el funcionario sostuvo que la ejecución del gasto público alcanzará un promedio del 80%, un aumento 15% respecto al año pasado.

De acuerdo con las proyecciones de las inversiones, en el proceso de reconstrucción, el gobierno peruano tiene planeado realizar inversiones por más de US$9.000 millones en los próximos cinco años.