Lima. La actividad económica de Perú creció un 4,88% interanual en mayo, levemente más de lo previsto por analistas, impulsada por un nuevo repunte de la vital producción minera y de hidrocarburos, dijo el viernes el Gobierno.

Analistas habían estimado en un sondeo de Reuters una expansión del 4,7% interanual en mayo.

El dato indica una aceleración frente a la expansión anotada en los dos últimos meses y es muy superior al crecimiento del 1,25% registrado en mayo del año pasado, precisó el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Sin considerar factores estacionales, la economía creció un 0,10% en mayo frente a abril, indicó el organismo.

Con este resultado, la actividad productiva local creció en los primeros cinco meses del año un 4,1% y avanzó en los últimos 12 últimos meses a mayo un 4,02%, agregó.

Otro sector que impulsó el crecimiento en mayo fue el de la construcción, fuertemente vinculado a la demanda interna y a la generación de empleos. Este rubro avanzó un 5,55% interanual en mayo, por el empuje de obras privadas en proyectos mineros, centros comerciales y viviendas, dijo el INEI.

El sector clave de minería e hidrocarburos se expandió en mayo un 33,24%, la tasa más alta en 14 años y medio, impulsado por un continuo repunte de la producción de oro, plata, molibdeno y cobre. Sólo el metal rojo saltó un 64%.

Perú, el tercer productor mundial de cobre, de plata, de zinc y el sexto de oro, ha elevado su volumen de producción minera debido a nuevas operaciones que buscan contrarrestar los menores precios internacionales de las materias primas.

Otro sector que impulsó el crecimiento en mayo fue el de la construcción, fuertemente vinculado a la demanda interna y a la generación de empleos. Este rubro avanzó un 5,55% interanual en mayo, por el empuje de obras privadas en proyectos mineros, centros comerciales y viviendas, dijo el INEI.

Sin embargo, la actividad manufacturera, un termómetro de la industria, se hundió en mayo un 7,52% interanual, anotando su quinta caída mensual seguida como consecuencia del desplome en la producción pesquera.

La actividad pesquera se contrajo un 66,98% interanual en ese mes debido a un período de veda de pesca de anchoveta, recurso utilizado para la fabricación de harina de pescado, del que Perú es el mayor exportador mundial.

El INEI informó además que la tasa de desempleo fue de un 7% en el trimestre móvil abril-mayo-junio, un 0,1 punto porcentual menor frente al trimestre móvil previo.

Según estimaciones oficiales, la economía peruana crecería este año entre 3,8 y 4,0%, tras expandirse un 3,26% en 2015.