Montevideo. La economía de Uruguay demostró en el inicio del 2018 que continúa transitando una senda de "moderado" pero sostenido crecimiento, alentado, esta vez, por el consumo y las exportaciones.

En el trimestre enero-marzo el producto interno bruto (PIB) uruguayo dio un salto de 2,2% interanual y de 1,1% frente al último trimestre de 2017, según cifras divulgadas por el Banco Central de Uruguay (BCU), la cuales brillan en un contexto regional sombrío.

El Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) destacó en un informe que "la mayor parte de los sectores incrementaron su nivel de actividad", con excepción de Suministro de electricidad y Actividades primarias que se vieron afectados por factores climáticos.

Dentro de las Actividades primarias "el efecto negativo de la sequía se concentró en el sector agrícola con particular incidencia en los cultivos de soya", apuntó el organismo.

El socio de la consultora Deloitte, Pablo Rosselli, opinó que esos datos permiten mantener el diagnóstico de que "la actividad económica está creciendo a un ritmo moderado" abandonando las tasas de expansión de 4% observadas en 2016 y 2017.

La economía de Uruguay se expandió un 2,7% en 2017, impulsada por el consumo y las exportaciones, y completó 15 años de crecimiento ininterrumpido, el mejor ciclo económico de su historia.

"Los datos del primer trimestre fueron algo mejor a los que proyectábamos", indicó Rosselli en diálogo con el diario local El País.

Según el Informe de Cuentas Nacionales del BCU, las principales variaciones positivas se dieron en Transporte y Comunicaciones (+6,7%), Comercio y Hoteles (+4,0%), Industrias Manufactureras (+2,9%) y Construcción (+2,1%).  

En cambio, se registraron retrocesos en Actividades primarias (-4,7%), Agricultura y Ganadería (-4,8%), motor de la economía local, y Suministro de Electricidad, Gas y Agua (-6,0%).

Por su parte, el economista jefe de la consultora KPMG, Marcelo Sibille, dijo que "siempre es positivo crecer. El mal verano que tuvimos por la sequía y que afectó negativamente la producción primaria, fue más que compensado por el aumento del consumo".

Al evaluar el componente del gasto, el aumento del PIB exhibió un incremento del gasto en consumo final (+2,2%) y un leve aumento de la formación bruta de capital (+0,6%).

El Cinve recordó en su documento de análisis que "el crecimiento se vio impulsado por un aumento del consumo privado, un saldo de balanza comercial positivo y un incremento de la Inversión pública" mientras que "por el contrario, la inversión privada se contrajo en 3,2%".

Considerando el volumen, el comercio exterior reportó avances tanto a nivel de exportaciones (+4,6%) como de importaciones (+3,7%).

La economía de Uruguay se expandió un 2,7% en 2017, impulsada por el consumo y las exportaciones, y completó 15 años de crecimiento ininterrumpido, el mejor ciclo económico de su historia.

No obstante, el Cinve adelantó que probablemente sus proyecciones de crecimiento para 2018 "sean levemente corregidas en función del empeoramiento del contexto regional (Argentina), los eventos climáticos adversos y los efectos de corto plazo del incremento del tipo de cambio sobre el consumo".

En esa línea de leve corrección a la baja también están las consultoras Deloitte y KPMG.

El Indice Líder de CERES (ILC), un indicador de un centro de estudios privado que proyecta la evolución de la actividad económica con dos meses de anticipación, aumentó su proyección 0,2% en marzo, lo cual constituye "la segunda señal positiva para la actividad económica del segundo trimestre del año".

Asimismo, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, ratificó esta semana que para 2018 se prevé un crecimiento del 2,5% del PIB y que para 2019 y 2020 puede alcanzar el 3%.

Astori opinó que en las "circunstancias difíciles que vive la economía del mundo y el vecindario, estos son buenos números".

En ese sentido, el ministro uruguayo discrepó con quienes afirman que la economía uruguaya está débil aunque admitió que necesita "mayores niveles de inversión y crear empleo porque se han destruido miles de puestos de trabajo".