El economista Fausto Spotorno consideró que el gobierno tiene “dos objetivos" primordiales que son "bajar la inflación y empezar a mostrar un crecimiento” de la economía, y afirmó que el 2016 será “un año de transición hasta que comiencen a verse los primeros resultados” de las medidas tomadas por la nueva administración.

“El gobierno tiene en el corto plazo dos objetivos: bajar la inflación y comenzar a mostrar crecimiento. Se recibió una economía sobreregulada con cepo cambiario, tarifas de servicios públicos que no permitían la inversión y un tipo de cambio apreciado. Por eso fue necesario llevar a cabo un sinceramiento de precios”, dijo Spotorno en diálogo con Radio Télam.

En ese marco, Spotorno, economista jefe del Centro de Estudios Económicos de Orlando Julio Ferreres y Asociados, sostuvo que las primeras recetas aplicadas por la administración de Macri “son inflacionarias” porque generan aumentos de precios.

“Al sincerar la economía, el Gobierno debió tomar medidas que generan inflación y eso creó una cierta dicotomía de objetivos. De todos modos, los aumentos de precios se controlan con una política monetaria restrictiva y al colocar letras y sacar pesos de la calle se trabaja en el sentido correcto”, subrayó.

El especialista evaluó que “los impactos” de las políticas tomadas en diciembre, enero y febrero “se verán dentro de seis o siete meses”.

“La evolución de los salarios tendrá que ser analizada después de las paritarias. Los impactos de estas medidas se verán dentro de seis o siete meses. Creo que el 2016 será un año de transición y sera difícil que la economía crezca”, proyectó.

Con respecto a las modificaciones en el impuesto a las Ganancias que anunció el presidente Mauricio Macri la semana pasada, Spotorno evaluó que el sistema tributario argentino “debe modificarse” porque tal como está “no puede hacer funcionar la economía".

“El anuncio de Ganancias buscó corregir una situación ridícula, porque en el decreto de 2013 se dejó afuera del impuesto a gente que había quedado afuera. El problema es el sistema impositivo que hace que dos personas que ganan igual paguen distinto en función de varias variables”, apuntó.

Y en ese sentido, puntualizó: “Tenemos 82 gravámenes y de esa forma es complicado que la economía pueda funcionar. Debemos hacer una reforma impositiva en serio y determinar qué es lo que queremos cobrarle a la gente”.