Sao Paulo. El mercado redujo sus previsiones de inflación en Brasil para este año y el próximo, lo que sugiere que las medidas del gobierno para contener las presiones sobre los precios podrían estar ganando fuerza.

Economistas rebajaron sus pronósticos para el referencial Indice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) de Brasil a un 6,15% desde un 6,16%, según el sondeo semanal Focus del Banco Central entre entidades financieras publicado este lunes.

Los analistas también rebajaron sus estimaciones para la inflación del 2012 a un 5,10% desde un 5,15% en el sondeo de la semana anterior.

Los pronósticos fueron publicados menos de una semana después de que el Banco Central dio a conocer su informe trimestral de inflación, que la mayoría de los analistas consideró como duro y favorable a una nueva alza de tasas.

Los analistas esperan que la economía de Brasil, la mayor de Latinoamérica, se expanda un 3,94% este año, poco menos que el 3,95% estimado en el sondeo de la semana pasada.

Los pronósticos del sondeo representan la mediana de las previsiones de analistas consultados por el Banco Central de cerca de 100 instituciones financieras.

La autoridad monetaria de Brasil ha elevado la tasa de interés referencial, Selic, cuatro veces este año en un total de 150 puntos base, a un 12,25%.

No obstante, con la inflación de 12 meses por sobre el techo del rango meta del Gobierno, los analistas prevén que habrá al menos un alza adicional de tasas.

Los economistas consultados por el Banco Central estiman que la tasa Selic acabará el año en un 12,50%, lo que la mantendría como una de las más altas entre las grandes economías del mundo.

Otros grandes países emergentes, entre ellos China e India, también han restringido el crédito para lidiar con los crecientes precios al consumidor.

En contraste, los países del mundo desarrollado aún tratan de impulsar su anémico crecimiento económico con tasas muy bajas.

Los analistas esperan que la economía de Brasil, la mayor de Latinoamérica, se expanda un 3,94% este año, poco menos que el 3,95% estimado en el sondeo de la semana pasada.