Sao Paulo. Los economistas rebajaron su pronóstico de inflación de Brasil para este año tras un alza de los precios al consumidor menor a la esperada en marzo, según un sondeo semanal del Banco Central divulgado este lunes.

La consulta, que recopila las proyecciones económicas semanales de más de 100 instituciones financieras, mostró que los economistas consultados esperan ahora que la inflación cierre este año en 5,06%, por debajo del 5,27% estimado en el sondeo de la semana pasada.

El índice referencial de inflación de Brasil subió un 5,24% en los doce meses a marzo, inferior al alza del 5,4% esperada en un sondeo de Reuters.

El Banco Central aspira a que la inflación se ubique en 4,5% anual, con un margen de tolerancia de dos puntos porcentuales.

Para el 2013, el pronóstico del sondeo sobre inflación permaneció en 5,50%.

Los expertos tampoco cambiaron su perspectiva para la tasa de interés referencial Selic a fines de año, que mantuvieron en 9%. También conservaron su pronóstico de crecimiento económico de este año en 3,20% y la estimación para el 2013, en 4,20%.