El crecimiento económico de Brasil se estancaría completamente este año, según un sondeo semanal del Banco Central entre economistas, que también mostró otra alza en las expectativas de inflación.

Los pronósticos para el crecimiento económico de Brasil se redujeron por sexta semana consecutiva, a cero desde 0,03% en el sondeo de la semana previa.

Los economistas esperan ahora que la inflación brasileña termine el año en 7,15%, más que el 7,01% que proyectaron en la encuesta de la semana pasada.

La estimación para la inflación está muy por encima del rango de meta del Gobierno de un 4,5% anual, con una tolerancia de más o menos dos puntos porcentuales.

El sondeo Focus recopila las medianas de los pronósticos de economistas de unas 100 instituciones financieras.