Washington. La recuperación económica en Estados Unidos se desvanecerá a medida que el apoyo del gobierno se agota, y la Reserva Federal podría tener que adoptar medidas para impulsar el crecimiento, estimaron economistas en un sondeo publicado este martes.

El sondeo mensual Blue Chip a economistas mostró que en el último mes cerca de 70% corrigió a la baja sus proyecciones para el crecimiento económico.

El promedio entre los economistas es de una expansión en el Producto Interno Bruto estadounidense de 2,4% durante el tercer trimestre, por debajo de la estimación previa de 2,7%.

Para el cuarto trimestre, los economistas esperan una tasa de crecimiento de 2,7%, por debajo de 2,8% previsto hace un mes.

"Se espera que el término del estímulo fiscal y la menor contribución al crecimiento de parte de los inventarios empresariales pese en el crecimiento del PIB en el futuro", dijo Blue Chip.

Entre los economistas que redujeron sus estimaciones, cerca de dos tercios citaron una caída en el gasto del consumidor como la causa principal.

Con una demanda débil, la tasa de desempleo sólo caería lentamente, tocando 9,4% en diciembre. Esto sólo marcaría una caída de una décima de punto porcentual frente al nivel de julio y sugiere que el desempleo no tendrá grandes cambios antes de las elecciones parlamentarias de noviembre.

Los economistas prevén la creación de un promedio de 119.000 empleos en el sector privado en lo que queda del año y de 173.000 al mes para el próximo año. A esta tasa, la economía habría recuperado menos de la mitad de los empleos perdidos durante la recesión para fines del próximo año.

El sondeo fue realizado entre el 4 y el 5 de agosto, poco antes de que el Departamento de Trabajo publicara su informe de julio sobre el mercado laboral, que mostró un aumento menor de lo esperado en el empleo del sector privado.

Cerca de 55% de los consultados en el estudio cree que la Fed tomará medidas adicionales para dar una mano a la economía en los próximos 12 meses. El comité de política monetaria de la Fed se reúne este martes, donde se espera que discuta qué pasos extraordinarios puede adoptar.

En cuanto a política fiscal, una abrumadora mayoría, o 83%, espera que el Congreso ponga fin a los recortes de impuestos para quienes ganan US$250.000 o más al año.

El presidente Barack Obama ha dicho que quiere poner fin a esta exención, pero muchos republicanos y algunos demócratas se oponen, diciendo que un alza en los impuestos podría estancar la recuperación económica.