Quito. Ecuador inició un proceso de actualización de sus estadísticas económicas, con miras a explotar las oportunidades de negocios que el país andino ofrece a inversores locales y extranjeros, dijo este viernes a Reuters un funcionario.

A partir de septiembre, el socio más pequeño de la OPEP impulsa un censo económico para medir su real capacidad de producción y brindar una herramienta a los empresarios para desarrollar proyectos económicos.

El último censo económico aplicado en el país fue en 1980.

"Se va a tener un cantidad de información tan grande del país que ayudará a tomar decisiones a todo nivel", dijo el director del estatal Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censo (INEC), Byron Villacís.

El presidente Rafael Correa, quien dice impulsar el socialismo del siglo XXI en el país, busca desarrollar proyectos en nuevos sectores de la economía, en un intento por desconcentrar la producción en determinados sectores y prepararse para una era pospetrolera.

Actualmente, unas 500 empresas representan el 53% del Producto Interno Bruto (PIB) y existen unos 650.000 establecimientos económicos, entre negocios familiares hasta grandes grupos empresariales.

Los resultados preliminares del censo, que tendrá un costo de US$15 millones, estarán listos para enero del 2011.

"Cuando se hace un censo económico es cuando se levanta la oferta de la economía, qué tipo de productos y las ventaja de invertir en Ecuador", agregó Villacís.

La inversión extranjera de Ecuador sumó unos US$207 millones  en el segundo trimestre del 2010, un 6% menos que los US$221 millones  registrados en igual periodo del año previo, según cifras del Banco Central.

El gobierno prevé una inversión pública de unos US$7.000 millones en este año.

La información además servirá para establecer los índices macroeconómicos publicados por el Banco Central, y que en varias ocasiones han sido cuestionados por el mandatario.

Simultáneo al censo económico, Ecuador aplicará a partir del 28 de noviembre un censo de población y vivienda, cuyos resultados preliminares se publicarán en unos seis meses.

"Ecuador cumple un reto estadístico. Realizar ambos censos (económico y poblacional) el mismo año es de mucha utilidad porque se va a cruzar oferta y demanda", concluyó el funcionario.