En uno o dos meses, Ecuador tendrá definido el modelo general de Acuerdo de Comercio para el Desarrollo (ACD) para negociar con otras naciones.

El gobierno ha sido crítico de los Tratados de Libre Comercio (TLC) y se ha declarado partidario de acuerdos de comercio para el desarrollo.

Al momento se hacen análisis y talleres en el viceministerio de Comercio Exterior, entidad que elabora el documento.

Mentor Villagómez, jefe del equipo negociador con la Unión Europea (UE), contó –en un foro realizado por funcionarios de Cancillería sobre política económica exterior– que el nombre de Acuerdo para el Desarrollo lo definió el presidente Rafael Correa al manifestar su interés de seguir la negociación (suspendidas en el 2009) en una carta enviada al bloque.

Para el viceministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, los lineamientos y los grandes componentes de lo que es un ACD fueron definidos a nivel presidencial.

Agregó que lo que actualmente se realiza es definir los textos que se pondrían a consideración en una hipotética negociación bilateral.

Eso incluye el preámbulo de un acuerdo, la negociación en el tema de mercancías, reglas de origen, temas sanitarios y fitosanitarios, normas técnicas, inversión, compras públicas, propiedad intelectual, competencia. También se añadirían ámbitos como complementariedad, desarrollo, comercio justo, mecanismos de solución de controversias.