Quito. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo este sábado que la inversión pública ascenderá a unos US$4.563 millones en 2011, poniendo énfasis en el desarrollo de proyectos energéticos.

El gobierno ecuatoriano impulsa un agresivo plan de desarrollo de proyectos en sectores clave como energía, infraestructura vial, salud y productividad.

"Ahí están los US$4.563 millones del pueblo ecuatoriano que serán invertidos en el 2011", dijo Correa, durante su informe semanal de gestiones.

La inversión prevista para el próximo año es mayor en un 10% a la prevista para el 2010. La cifra no incluye los proyectos que prevé el sector petrolero estatal, aclaró Correa.

Analistas han cuestionado los agresivos planes de inversión oficial, argumentando un excesivo gasto del gobierno y aumento de niveles de endeudamiento, que podría poner en peligro las cifras fiscales del socio más pequeño de la OPEP.

La cifra está incluida en la propuesta de presupuesto que el gobierno debe remitir a la Asamblea Nacional hasta el próximo mes para su aprobación.

El presupuesto en el 2010 ascendió a unos US$21.000 millones, con un precio de US$65,9 en el barril de crudo.

Correa dijo que la mayor parte de la inversión pública se destinará al programa de soberanía energética, que incluye mayormente el desarrollo de proyectos hidroeléctricos y de energías alternativas.

"Estamos poniendo énfasis en los sectores estratégicos, es sembrar hoy para cosechar mañana", agregó Correa, resaltando la construcción de centrales hidroeléctricas e inversión de una mega refinería para reducir las planillas de importación de derivados.

Con los recursos liberados, Correa señaló que se aumentará la inversión social.

Uno de los principales inversores del gobierno será el ente estatal de la previsión social, lo que ha despertado preocupación entre los afiliados y empresarios por utilizar sus ahorros.

Además, el mandatario informó se desarrollarán proyectos para fomentar la productividad en el país y una reestructuración del aparato estatal.