El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció hoy que su país aplicará salvaguardias arancelarias a sus socios andinos, Colombia y Perú, por la depreciación de sus monedas y la caída del precio del petróleo en el mercado internacional.

En su informe sabatino de labores, el mandatario indicó que esa depreciación hace vulnerable al sector externo de su país, que no tiene moneda nacional debido a la dolarización de su economía desde el año 2000.

"Ahora que cae el precio petróleo el sector externo se complica, devalúan nuestros vecinos Colombia y Perú; Estados Unidos permite que se aprecie el dólar, exactamente lo contrario que necesitamos y eso agrava la situación", indicó el mandatario.

Correa dijo que Ecuador necesita ser más creativo, razón por la cual se utilizarán salvaguardias en la balanza de pagos, una medida que se enmarca en el ámbito de disposiciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y de la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

"Hay límites a los aranceles que podemos poner a nuestros socios comerciales y, en este caso, a nuestros socios andinos, excepto si hay una potencial crisis externa o si tenemos lo que está pasando en los países andinos, grandes depreciaciones", justificó.

Señaló que Colombia ha devaluado 22% el valor del peso, su moneda oficial, y si Ecuador no hace nada aquello empeorará el abultado déficit comercial que tiene con su segundo socio en la región.

"Lo que vamos hacer si hay devaluación de 22% del peso colombiano, se pone enseguida aranceles de 22 % a los productos colombianos para compensar", explicó tras señalar que los ecuatorianos no se verán afectados, ya que podrán comprar los productos colombianos al mismo precio.

Correa admitió que Colombia hace lo correcto en política monetaria, ya que al depreciar el peso disminuye las importaciones y mejora las exportaciones y con eso equilibra el sector externo.

Sin embargo insistió que aquello afecta a Ecuador, que se ve obligado a utilizar instrumentos más complejos, como las salvaguardias, para responder a la situación.

El gobernante añadió que la medida se aplicará en 2015, año que augura será "duro" para el sector externo local, en el que las ventas de petróleo concentran el 50% del total de las exportaciones.

Indicó que el ingreso que se recaude de la aplicación de las salvaguardas se transferirá a las exportaciones que tienen más problemas sobre todo a las de flores, por la devaluación del rublo y la crisis en Rusia, principal mercado de las flores ecuatorianas.

"Entonces tenemos que hacer todos estos malabares por no tener tipo de cambio, compensar las exportaciones que más problemas tengan para que puedan seguir siendo competitivas", apuntó.

Correa anunció además que pondrá en marcha un plan de recompensas para quienes denuncien el contrabando de productos de países vecinos hacia Ecuador.

Ante la caída de los precios del petróleo, el mandatario sugirió discutir en el seno de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) la situación de la región, e incluso de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), a la espera de que no se desate una "guerra cambiaria en América Latina".

"Debemos reunirnos a nivel de Unasur porque Colombia deprecia su moneda, Perú la deprecia, y así nos hacemos daño mutuamente, y sobre todo, daño al país (Ecuador), porque no tenemos moneda nacional", subrayó.