Unos US$14 millones se entregarán en Certificados de Abono Tributario, según el director del Servicio de Rentas Internas (SRI), Carlos Marx Carrasco.

Marx sostuvo este jueves que si bien se ha establecido que la afectación por aranceles ante la falta del Sistema de Preferencias Arancelarias Andinas (Atpdea, por sus siglas en inglés) llega a US$30 millones aproximadamente, no habría una cobertura total, “ya sea porque el propio exportador no lo desea” y se quiere incentivar a que el beneficiario sea aquel que está llevando sus productos a EE.UU.

Katiuska King, ministra coordinadora de la Política Económica, estimó en US$25,5 millones anuales, en abril pasado, lo que se tendría que pagar por aranceles, mientras que un mes después, el viceministro de la Producción, Mauricio Peña, habló de unos
US$30 millones.

El Atpdea venció el pasado 12 de febrero y el Ejecutivo ha ofrecido a los exportadores que se cubrirá hasta el 80% del valor pagado en aranceles, lo que iba a regir desde mayo. Pero la implementación de la medida aún es incierta. Peña expresó que todavía tienen problemas operativo-técnicos con el ámbito florícola que están afinando.

Gino Descalzi, empresario florícola, explicó que los importadores adquieren el producto en distintas cantidades a fincas, pero no todos los días necesariamente. “Yo no tengo el documento físico del pago que hizo el importador de ese 6% (de impuesto), es muy difícil obtenerlo entre tanta gente”, sostuvo.

Una opción del régimen es que a través de la factura emitida legalmente en Ecuador se demuestre la exportación y se coteje con el documento de embarque en la aerolínea.

Javier Díaz, presidente de la Asociación de Industriales Textiles, explicó que la compensación no es como anunció originalmente el Gobierno, “a inicios del mes de abril se nos había hablado de un abono tributario del 100% de los tributos, retroactivo al 12 de febrero y que iba a ser un trámite prácticamente inmediato”, dijo.

Sobre el impasse surgido entre el Ministerio de la Producción y Cancillería por la calificación “de una forma de neocolonialismo” a un posible acuerdo con la Unión Europea, por parte del vicecanciller Kintto Lucas, la ministra de Producción, Nathalie Cely, dijo ayer: “Yo pediría que dentro de la Cancillería conversen acerca de lo que hace el viceministerio de Comercio para que se tengan los elementos para que le puedan dar el adjetivo que los ecuatorianos consideren pertinente”.