Guayaquil. La Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi) y el ministerio de Industrias y Productividad (Mipro) de Ecuador desarrollan el programa interregional de los Consorcios de Exportación y Origen. La intención es intervenir de forma integral y complementaria en los sectores productivos del país para que puedan exportar sus productos.

Las autoridades ecuatorianas trabajan en la articulación de los programas, tales como Producepyme, Exportapyme y las Ferias Inversas, para integrarlos al plan.

Según la Federación Ecuatoriana de Exportadores, en el país hay alrededor de 4 mil Pequeñas y medianas empresas, de las cuales por lo menos el 23% exporta al mercado europeo.

Para la implementación de este plan es necesario un proyecto de reglamento de los Consorcios de Exportación, pues en Ecuador no existe el marco legal para ejecutarlo. Dicho programa también es aplicado en países como Perú, Marruecos y Egipto.

Sin embargo, empresarios y representantes de los sectores artesanales, metalmecánica, textil, cuero y calzado, agroforestal, agroindustria, software, farmacéutico han recibido capacitación sobre el mecanismo.

Un consorcio de exportación tiene como objetivo adquirir los conocimientos y habilidades necesarias para llegar a exportar de manera individual y autónoma.

Esto independiente a que abandonen el consorcio a futuro, o que sea disuelto. El número de asociados es limitado entre 3 y 7, y son fabricantes de productos y/o servicios diferenciados.

Entre las ventajas que ofrecen los consorcios destacan que las empresas venden directamente en el país de destino, tienen profesionales en el país de destino (labor puramente comercial).

También desaparecen los intermediarios, los gastos son compartidos, entre otros beneficios. La Onudi con el Mipro han desarrollado dos talleres de capacitación para que los pequeños empresarios conozcan la conformación de un Consorcio de Exportación, en todas sus fases.