Ecuador bajó su previsión de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de este año a un 1,9% desde un 4,1%, debido al declive en los precios del petróleo, dijo este viernes un funcionario.

El socio más pequeño de la OPEP ha sufrido los coletazos de la caída del crudo en el mercado internacional y fuertes efectos en su sector externo por la apreciación del dólar, lo que llevó a las autoridades a revisar el desempeño del PIB.

La economía "ésta desacelerándose, crece a una tasa más baja de la que estamos acostumbrados", dijo el gerente del Banco Central del Ecuador, Matero Villalba, a periodistas.

"Estimamos que este año la economía crecería un 1,9% en cuanto al PIB (...) La inflación no va a tener un desempeño atípico, esperamos una inflación baja", agregó.

El PIB de Ecuador creció en el 2014 en un 3,8% y la inflación fue de 3,67%, según cifras oficiales.

El nuevo escenario prevé un precio del barril de crudo de US$45, por debajo de los US$79,7 proyectados inicialmente.

Ecuador ha adoptado una serie de medidas para contrarrestar esos efectos negativos, entre ellas un recorte del presupuesto de inversiones así como de la producción estatal de crudo, y la diversificación de sus fuentes de financiamiento.

En lo que va del año, el país andino ha colocado en el mercado de capitales unos US$3.500 millones en bonos.