Ecuador no se amilana con la baja de precios en los mercados de commodities internacionales y se apresta a organizar este 27 de octubre un evento que busca incentivar la atracción de capitales extranjeros por US$37.000 millones para inyectar en seis áreas estratégicas de su economía.

Las inversiones apuntan al sector petrolero, que busca inversiones por US$17.000 millones; electricidad, que espera recaudar US$5.800 millones; bionergéticos (US$1.700 millones); sector hídrico (US$700 millones) y telecomunicaciones (US$400 millones). El sector minería también busca inversiones en ocho proyectos (principalmente cobre y oro) y en la subasta de 25 áreas mineras.

Rebeca Illescas, Coordinadora General de Financiamiento del Ministerio Coordinador de Sectores Estratégicos de Ecuador, explicó que el objetivo de "Ecuador 2015: Inversiones Estratégicas" es abrir al mundo la cartera de proyectos estratégicos de su país.

En cuanto a plazos, Illescas sostuvo que las inversiones están contempladas para algunos de los sectores productivos en un lapso de al menos 10 años, dadas las características propias de los procesos que contemplan inversiones en sectores como la minería o el petróleo, que no cuentan con procesos de ejecución -propios del mercado- al corto plazo.  

Illescas cree que el monto de atracción de inversiones es posible de cumplir, pese al complejo escenario que viven los mercados internacionales de commodities. "Pensamos que es un buen momento para tomar opciones de inversión con bajos precios y la oportunidad que eso puede representar en cuanto a planificación de gastos y las ventajas comparativas que ello puede generar" sostiene a AméricaEconomia.com

La autoridad destacó las ventajas de su país para las inversiones extranjeras, como la claridad y seguridad de las normas para los inversionistas y las grandes expectativas que ofrecen áreas como la minería, sector que no ha tenido mayor desarrollo hasta el momento y donde el 80% de su potencial no ha sido explotado. También mencionó el caso del sector eléctrico, que apunta a cambiar su matriz energética desde 2017 a 90% de producción hidroeléctrica para crear una matriz no contaminante.  En esa línea, Illescas también destacó que para tales efectos Ecuador desarrolla en la actualidad ocho centrales hidroeléctricas -algunas de las cuales ya están funcionando- y que generarán ahorros por más de US$750 millones al estado ecuatoriano en materia energética.

Dentro de la presentación del foro también se destacó un plan para industrializar la economía ecuatoriana. Dicho proyecto de industrias básicas contempla la atracción de US$12.000 millones de inversiones en 10 proyectos que contemplan a su vez las áreas de petroquímica, acero plano, astilleros, aluminio y refinación de cobre y pulpa. El desarrollo de la iniciativa apunta a lograr un impacto en la balanza comercial ecuatoriana, una sostenibilidad económica y financiera a largo plazo y encadenamientos productivos fuertes que beneficien a diversos sectores.

Cabe destacar que la organización del foro espera la asistencia al evento de 300 empresarios, representantes del Banco Mundial, del BID y la CAF, además de una serie de integrantes de organismos internacionales y diplomáticos.