Quito. Ecuador aplicará una estrategia global para mejorar las condiciones de su abultada deuda externa, que incluirá una negociación bilateral con China, basada en un diálogo y de común acuerdo con sus acreedores, dijo este martes la ministra de Economía, María Elsa Viteri.

El nivel de endeudamiento de Ecuador creció con fuerza en el gobierno del expresidente Rafael Correa, con créditos atados a contratos de venta anticipada de crudo y otros a proyectos estratégicos y colocación de bonos en el mercado internacional.

Viteri explicó que la estrategia apuntará a una negociación en cada uno de los tramos de deuda externa que mantiene el país y que asciende a unos US$36.000 millones.

"En el tramo bilateral es netamente negociación y fundamentalmente en las mejoras de las condiciones, que en algunos casos no son tan favorables", dijo Viteri. "Está clarísimo que nuestra mayor deuda en este tramo es con China".

Ecuador mantiene un saldo de deuda con gobiernos de unos US$7.500 millones, según datos a enero del Ministerio de Economía.

Ecuador mantiene un saldo de deuda con gobiernos de unos US$7.500 millones, según datos a enero del Ministerio de Economía.

Para la renegociación de la deuda comercial, el país buscará "opciones creativas y de la mano para el beneficio del país", aunque la ministra reconoció que este tramo tiene menos opciones dentro de la estrategia, debido a las condiciones para alcanzar acuerdos.

"Jamás Ecuador ha hecho nada unilateralmente, siempre lo ha hecho respetando las condiciones del mercado", insistió Viteri, quien en el 2008 ocupando el mismo cargo de ministra declaró una moratoria en parte de la deuda comercial, tras la aplicación de una auditoria que determinó "ilegitimidad" en su emisión.

Desde que Ecuador regresó al mercado de capitales en el 2014 ha emitido a la fecha unos US$14.750 millones en bonos, a los que se suma unos US$970 millones en papeles emitidos por la petrolera estatal Petroamazonas.

Mientras, con los multilaterales el objetivo del país andino es lograr un mejoramiento de las relaciones para tratar de incrementar los cupos que tiene el país, es decir "que nuestros pagos sean menores a los que recibimos de los multilaterales", explicó.

Ecuador requiere en este año unos US$4.500 millones en financiamiento, por lo que tiene identificadas las fuentes de las cuales obtendrá esos recursos, entre las que, según Viteri, no se descarta una nueva colocación en el mercado de capitales.