Quito. Ecuador informó el jueves que colocó US$750 millones en la reapertura de su bono de deuda externa con vencimiento en el 2020, con un rendimiento de un 8,5% , dos puntos menos que el papel original vendido en marzo.

La nueva colocación se produce en momentos en que el Gobierno del presidente Rafael Correa busca recursos para sostener su millonario plan de inversión pública en una economía afectada por la caída de la cotización del petróleo y la apreciación del dólar.

Con esta reapertura, la cantidad en circulación del bono 2020 se eleva a US$1.500 millones. El papel fue colocado originalmente en marzo también por una cantidad de US$750 millones, pero con un rendimiento mayor de 10,5%.

"Demuestra cómo el mundo financiero, que no es de mi simpatía, aprecia lo que se está haciendo en el Ecuador y la sustancial mejora en las condiciones económicas", dijo Correa, a periodistas.

El popular mandatario aseguró que el financiamiento para este año, que las autoridades proyectan en unos US$8.000 millones, "está cuadrado" y se ha cumplido con la programación prevista desde varias fuentes de financiamiento.

Analistas han cuestionado el agresivo endeudamiento público ecuatoriano porque podría generar problemas futuros adicionales a la economía dolarizada. Actualmente, éste representa un 29% del PIB.

Citigroup actúa como el único encargado de los libros de la oferta, detallo IFR, un servicio financiero de Thomson Reuters.

Las calificaciones del bono 2020 son B+/B por S&P y Fitch, respectivamente.

Ecuador regresó a los mercados internacionales el año pasado con la primera colocación de un bono a 10 años plazo por US$2.000 millones con un rendimiento de un 7,95%, después de declarar una cesación de pagos en el 2008.

Analistas han cuestionado el agresivo endeudamiento público ecuatoriano porque podría generar problemas futuros adicionales a la economía dolarizada. Actualmente, éste representa un 29% del PIB.

Fortalecer reservas. "Estos bonos servirán para fortalecer las reservas monetarias del país y cumplir con el Plan Anual de Inversiones del 2015", dijo el Ministerio de Finanzas de Ecuador en un comunicado.

Las reservas internacionales del país sudamericano se ubicaron en US$3.130 millones al 8 de mayo, el nivel más bajo desde enero del 2013 y la mitad de los US$6.689 millones registrados en septiembre del 2014, desde cuando han tenido una sostenida baja, según datos del Banco Central.

En cuanto a los planes de infraestructura, el Gobierno tiene en carpeta concluir la construcción de unos ocho proyectos hidroeléctricos, centros educativos y de salud, entre otros.

La economía del socio más pequeño de la OPEP se ha visto golpeada por la caída de los ingresos petroleros, lo que ha obligado al Gobierno a realizar recortes en su presupuesto y en la producción estatal de crudo, así como acceder a nuevos préstamos desde varias fuentes de financiamiento.

"Creo que lo más duro ha pasado, lo más duro estuvo en marzo cuando recibimos US$33 por barril de crudo (...) Lo hemos hecho muy bien", concluyó Correa, quien ha dicho que la economía ecuatoriana está preparada para enfrentar "escenarios extremos".