El Comité Empresarial Ecuatoriano considera que la Ley para la Seguridad Laboral, que deja sin efecto el aporte del Estado del 40% para pensiones jubilares “compromete el patrimonio del IESS y la garantía de esta prestación en el futuro mediato”, según un boletín.

El gremio señala que entiende que la medida se ejecuta en el contexto de la crisis fiscal, “derivada del modelo de gasto público intensivo”.

Agrega que la afiliación de las amas de casa les parece correcta, pero les preocupa el alza de cerca del 50% de la masa de afiliados.

Sobre las reformas laborales, indica que la eliminación del contrato a plazo fijo genera una rigidez adicional a los procesos de contratación.

Se señala que la regulación de “brechas salariales” afecta la libertad de contratación y fijación de remuneraciones de acuerdo a las condiciones del mercado.