Tras registrar una leve recuperación en meses anteriores, el nivel de confianza empresarial en Ecuador, volvió a caer en junio, ubicándose 4,4 puntos menos que en mayo, según una encuesta de la consultora Deloitte.

La nueva reforma tributaria que planea el Gobierno y que pretende gravar con ‘impuestos verdes’ a los vehículos, bebidas y cigarrillos, constituye una de las principales preocupaciones de ejecutivos encuestados.

Según los datos de Deloitte, el índice de confianza empresarial (ICE) cayó a 80,1 puntos, un nivel inferior a lo que se presentó en los mismos meses del 2009 (95,5 puntos) y 2010 (91,3 puntos). La medición se efectúa sobre 250 puntos posibles, considerando algunos parámetros como clima de inversión, inflación, ventas y otros.

Otro de los aspectos en lo que el empresariado aún no vislumbra una mejoría es el entorno socioeconómico para atraer nuevas inversiones.

El 73% de los encuestados considera que ese entorno incide para que no haya una mayor inversión que el mes anterior.

Esa percepción no tan alentadora sobre la captación de nuevas inversiones se refleja en una encuesta más global efectuada por Deloitte.

De las firmas ecuatorianas participantes en la encuesta ‘Barómetro de empresas de Deloitte’, el 52% considera que las inversiones en los doce meses futuros serán menores, mientras que el 33% considera que no habrá cambios.

Otra visión menos pesimista tienen los empresarios cuando se les consultó sobre la evolución de sus ventas. El 67% de las compañías dijo que sus ventas acumuladas eran mayores al año anterior, mientras que el 18% señaló que eran iguales y un 16%, menores.