Ecuador ha logrado conseguir US$5.100 millones de los US$9.200 que requiere para cubrir la necesidad de financiamiento del 2014, la cual incluye el déficit presupuestario y los pagos de amortización de deuda.

Con los US$2.000 millones en bonos globales que colocó el martes pasado en los mercados internacionales y los US$400 millones que llegaron del crédito con Goldman Sachs, por el cual usó US$600 millones de las reservas de oro como garantía o colateral, se llega a US$2.400 millones, que sumados a lo conseguido hasta mayo pasado (US$2.700 millones), totaliza US$5.100 millones, según datos del Ministerio de Finanzas.

De acuerdo con Fausto Ortiz, ex ministro de Finanzas de este gobierno, aún faltarían US$4.100 millones por conseguir. En el caso de no lograr cerrar esta necesidad de financiamiento, el ajuste previsto podría ser el de la obra pública.

El problema con este tema es que al no crecer la inversión pública no sería capaz de empujar el crecimiento económico esperado, señala Ortiz.

Semanas previas a la consecución de recursos se pudo notar una caída en la ejecución presupuestaria de la obra pública, o inversión de capital.

Así lo indican las cifras del Ministerio de Finanzas sobre la ejecución presupuestaria, el Gobierno ecuatoriano registró una baja de 4,3% en el Gasto de Capital. Mientras, entre enero y mayo del 2013 se había ejecutado un monto equivalente a US$3.741,6 millones en gasto de capital, para mayo de este año el gasto llegó a US$3.578 millones.

Ortiz también destacó que los ingresos crecen casi al mismo ritmo que los gastos totales al comparar un año con otro, sin embargo, el único rubro con crecimiento negativo es el gasto de capital.

En las cifras del Ministerio también se puede observar que el gasto corriente, es decir, el que está relacionado con sueldo y gastos administrativos del Gobierno, creció en 7,24% con respecto a mayo del año pasado. Esto, al pasar de US$7.339,2 millones a US$7.870,6 millones. El gasto corriente creció más que el ingreso corriente que solo aumentó en 3,29%.

Entre tanto, la agencia Bloomberg hizo un reporte del movimiento de los bonos globales colocados el martes, en el mercado secundario.

Señala que en las primeras horas de transar en el mercado secundario existe apetito por los bonos ecuatorianos. El martes, el precio cerró a US$1,01 y la tasa bajó a 7,80%. Ayer, el precio fue de US$1,02 y la tasa 7,66%.