El gobierno prevé definir esta semana las medidas de carácter multilateral que reemplazarían a las salvaguardias cambiarias (aranceles) que se aplican desde el 5 de enero pasado a los productos importados de Colombia y Perú, y que serían desmontadas en la semana del 23 de este mes.

“Vamos a pasar de medidas bilaterales a medidas multilaterales (...) serán tomadas a fin de este mes (...) no descartamos que pueda ser la próxima semana”, dijo el pasado viernes el ministro de la Producción, Richard Espinosa.

El funcionario agregó que “todo depende de los avances, de las conversaciones técnicas” que siguen manteniendo.

Esas medidas, según Genaro Baldeón, viceministro de Negociaciones, Integración y Defensa Comercial del Ministerio de Comercio Exterior, se las aplica para todos los países que formen o no parte de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Baldeón agregó que no se lo estudia por país sino que van dirigidas a todas las importaciones y lo que podría haber es diferenciación por tipo de artículos. “Algunos productos no pagan el mismo recargo que otros, algunos productos podrían (ser) exceptuados de este recargo de salvaguardia global, otros que sean bienes de consumo, pues eventualmente tendrían un recargo superior...”, señaló Baldeón a modo de ejemplo.

“El Gobierno no tiene ningún interés y lo vería contraproducente en tener incrementos que afecten a la producción nacional y por tanto las materias primas no sufrirían una afectación”, refirió.