Quito. El gobierno de Ecuador anunció este martes la desvinculación hasta el año 2021 de unos 1.000 servidores públicos que ocupan cargos de nivel jerárquico superior en empresas públicas, como parte del "Plan de Reestructuración y Optimización de la Función Ejecutiva".

El plan, que incluye otras medidas de austeridad, fue presentado en rueda de prensa por una delegación del gobierno encabezada por el secretario general de la Presidencia, Andrés Mideros, y el secretario nacional de Planificación y Desarrollo, Etzon Romo.

La medida, que es parte del programa económico anunciado la semana pasada por el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, apunta a la reducción de US$1.000 millones en el presupuesto general del Estado para lograr un ahorro fiscal.

"Hay reducción en el gasto de personal, sin duda, sobre todo del nivel jerárquico superior", indicó Mideros al precisar que se reducirá el 50% de asesores (365) de libre remoción de los ministerios e instituciones de la Función Ejecutiva.

La medida significará un ahorro de cerca de US$148 millones. "Estamos buscando la construcción de un Estado más eficiente", destacó el secretario general de la Presidencia, Andrés Mideros.

Apuntó que la medida significará un ahorro de cerca de US$148 millones. "Estamos buscando la construcción de un Estado más eficiente", destacó Mideros.

El ministro de Trabajo, Raúl Ledesma, quien participó en la rueda de prensa, dijo que la separación de este grupo de servidores públicos será "inmediata", y aseguró que "tendrán sus indemnizaciones completas".

"Se garantizan todos sus derechos, no va a ver ningún retroceso en aquello", dijo.

Ledesma señaló que la medida no debe ser "materia de nerviosismo de los prestadores de servicios del Estado".

Otras medidas anunciadas son la reducción de cinco ministerios, es decir, de 27 a 22; la eliminación de 14 instituciones de segundo nivel como agencias e institutos y siete empresas públicas, así como la supresión de al menos 19 instituciones con autonomía administrativa.

A ello se suma la fusión de varias entidades y la unificación de las empresas petroleras públicas, Petroecuador y Petroamazonas.

"Esto tiene por objeto lograr los más altos niveles de eficiencia, sostenibilidad y transparencia de nuestro sector petrolero. Esta acción es una decisión compleja, pero necesaria", dijo el gerente de la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas, Edison Garzón.

Apuntó que las medidas se adoptaron dentro de un plan de perfeccionamiento empresarial que evalúa permanentemente la gestión de las empresas públicas "para que éstas aporten al Estado y ya no se sirvan de él".

Las autoridades también anunciaron la reducción de gastos en bienes y servicios, como en viáticos, cuyo presupuesto se reducirá en un 60% para viajes al exterior.

Además, se dispuso la reducción en el consumo en bienes y servicios, lo que supondrá un ahorro de US$252 millones, dijo Mideros.

El plan contempla también la reducción del 5% en otros gastos corrientes, entre otras medidas.

Este lunes, el presidente Moreno anunció que se trata de "medidas de eficiencia y transparencia" para optimizar los gastos, en momentos en los que el país atraviesa por una complicada situación económica.

"Todos saben que heredamos una situación sumamente compleja y para enfrentar las obligaciones que tenemos como país, hace falta un esfuerzo adicional muy grande", afirmó el mandatario en su informe semanal de labores transmitido en cadena nacional.

Resaltó que el "Plan de Optimización de la Función Ejecutiva" "asegura los derechos como la salud, la educación, la seguridad e inclusión económica".