Quito. El salario básico unificado que regirá en Ecuador en 2018 será de US$386 al mes para los trabajadores del sector privado, es decir, tendrá una alza de 11 dólares respecto a los 375 vigentes este año, anunció este miércoles el ministro de Trabajo, Raúl Ledesma.

"Hemos determinado con el equipo de trabajo presidencial que el aumento salarial es de US$11", dijo Ledesma en rueda de prensa conjunta con el ministro de Economía y Finanzas, Carlos de la Torre, y el director del Servicio de Rentas Internas, Leonardo Orlando.

El alza fue determinada luego de que no se alcanzó un consenso con trabajadores y empleadores.

Los primeros proponían una alza de US$25 y los segundos de US$3, con el argumento de que la tasa de inflación se mantiene en índices negativos.

Ledesma expuso que el aumento de US$11 al salario, el cual quedó plasmado en la firma de un acuerdo ministerial, "va a tener sus compensaciones con un sinnúmero de medidas" que toma el gobierno.

"Dada la sensibilidad del presidente (Lenín Moreno), creemos que es importante mantener la competitividad, la liquidez del sector productivo, y por eso vamos a solicitar que el presidente haga efectiva una propuesta para generar compensaciones, para no quitar competitividad al sector empresarial", señaló.

Añadió que dichas compensaciones, que no adelantó, buscarán reactivar al sector productivo en 2018.

Por su parte, el ministro de la Torre aseguró que el aumento salarial se determinó con "bases técnicas" y considerando varios aspectos de la dolarizada economía local.

"El alza representa US$8 millones adicionales que tendrán que incluirse en el presupuesto codificado de 2018", indicó el ministro de Economía y Finanzas.

El ministro sostuvo también que la economía nacional, dolarizada desde el año 2000, ha entrado en una "fase clarísima de recuperación y avanza a una de crecimiento sostenido".

Subrayó, sin embargo, que en "el contexto internacional hay que tener en cuenta la realidad del dólar, que se está apreciando día a día y las tasas de interés se están incrementado".

El funcionario dijo que si bien el incremento salarial dinamiza la economía, esto tiene que ser compensado con otras acciones específicas para mantener y mejorar la competitividad nacional a nivel interno y externo.

El salario de Ecuador es uno de los más altos de América Latina.