Los salarios del sector público crecieron, en términos nominales, en 323% en diez años, de acuerdo con los datos del Banco Central del Ecuador.

Es que en el 2002 la masa salarial del Sector Público No Financiero (que engloba al gobierno central, empresas públicas, universidades y gobiernos seccionales, entre otros) llegaba a US$2.007,6 millones, pero para el 2012 llegará a US$8.500, según la proforma del Gobierno y a las proyecciones del Observatorio de la Política Económica (OPF).

Pero ese crecimiento no fue de la mano con el de la economía del país que en términos nominales del Producto Interno Bruto (PIB) creció en 189%, al pasar de US$24.718 millones a US$71.625 millones en ese mismo periodo.

El mayor aceleramiento se produce desde que el actual régimen asume sus funciones. En este periodo la masa salarial de los burócratas se incrementó de US$3.161,5 millones en el 2006 a US$8.500 millones, es decir, 168,8%. En cambio el PIB creció de US$41.705 millones a US$71.625 millones, es decir, 71,74%: menos de la mitad.

Para Jaime Carrera, secretario ejecutivo del OPF, ese crecimiento absurdo por encima de la economía produce una distorsión. Por ejemplo, desde el punto de vista de la recaudación de impuestos resulta que lo que produce toda la sociedad, tanto en IVA como en Renta y que según la nueva proforma del 2012 llegaría a un poco más de US$7.000 millones, no alcanza para cubrir todo el gasto de salarios para 500.000 personas, el 3,5% de la población.

 

846

Además, según opinó, los sueldos de los burócratas no están acordes con la capacidad de producción del país. Por ejemplo, un policía que recién se inicia entra ganando $ 850, cuando el ingreso per cápita mensual es de US$330 y el salario básico es de US$264.

Para el exministro de Finanzas, Fausto Ortiz, existen, además del incremento de la burocracia, dos eventos que pueden explicar el importante crecimiento de los salarios. El primero es que en el 2008 se puso en vigencia la eliminación de la tercerización, y al ser el Estado el mayor tercerizador debió registrar en esa cuenta los pagos de más empleados con nombramiento.

Adicionalmente, hay un aumento en la relación Producto Interno Bruto-Salarios, debido a que en el 2009 el PIB bajó por la crisis internacional.

 

847

Ortiz explicó que el gasto corriente, en cuyo interior están los salarios, está ligeramente por encima del promedio a nivel regional. El grave problema para Ortiz está en que ese enorme peso que tiene actualmente el empleo público frente al total de la economía está generado en el alto precio del petróleo, por lo que puede verse afectado ante un golpe externo.

Si no fuera por el alto PIB, el peso de los salarios sería mucho mayor. Lo penoso es que en años posteriores no se espera que las comodities (petróleo, oro, entre otros) vuelvan a repetir precios tan altos. Será entonces cuando haya ajustes presupuestarios.
 

Sector. US$180 millones. Se presupuestan adicionalmente en la proforma del 2012 para la duplicación de horarios en el sector salud que pasó de cuatro a ocho horas.