La inflación subió 0,26% en julio pasado, superando el 0,18% registrado el mismo mes del 2011. Con ello, la inflación anual se situó en 5,09%, frente a 4,44% de hace un año. Mientras que la acumulada fue de 2,67%, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

El ritmo de crecimiento obedece, principalmente, al alza en Bebidas Alcohólicas, Tabaco y estupefacientes, seguido de Alimentos y Bebidas no Alcohólicas; y, Restaurantes y Hoteles. Los tres rubros aportaron con el 77,44% de la inflación.

Roberto Villacreses, investigador asociado del Instituto Ecuatoriano de Economía Política, explicó que el incremento de aranceles ha determinado que la categoría de bebidas alcohólicas registre aumentos en sus precios.

A partir del 15 de junio, por decisión del Comex, los licores importados entraron a pagar un arancel mixto del 1% y US$0,25 por cada grado alcohólico. Ya en ese mes se evidenció una subida de precios, que se generalizó semanas posteriores.

A criterio de Villacreses ese comportamiento obedeció a que los comerciantes generalmente ajustan sus precios a las expectativas. Es decir, que ante el anuncio del cambio arancelario se empezaron a incrementar los precios.

Ana Yanchaguano, del minimarket Juan Carlos, indicó que desde la vigencia de las medidas, incluso algunos precios se cuatriplicaron. Entre las bebidas que citó como ejemplo, constan el whisky John Barr Rojo que subió 200% al pasar de US$10 a US$30 y el John Barr Negro, de US$13 a US$34 (161%).

Las cervezas, nacionales como extranjeras, también han registrado alzas. “El lunes pasado, la Club verde pasó de US$0,90 a US$1”, dijo Marlene Pazmiño, propietaria de Maxiventas, ubicado en Manabí y Coronel.

1283La Pílsener llegó con otro precio a su punto de venta. Antes, la caja de 24 unidades costaba US$18 y ahora US$20,50.

Vicente Albornoz, decano de Economía y Administración de la UDLA, añadió que “la inflación de julio es relativamente alta, con una leve tendencia hacia arriba”. Esto, debido a que en este mes el ritmo de crecimiento de los precios debería ser más bajo en comparación con años anteriores.

La canasta familiar básica de julio se ubicó en US$585,81 frente al ingreso familiar de $545,07. El 93,05% de la canasta se cubre con el ingreso familiar.