El presidente Rafael Correa cuestionó en su último enlace sabatino el Índice Ethos de Pobreza, en el que Ecuador aparece casi en la cola de los países analizados. “Ese informe además de ser una cantinflada académica, mezcla conceptos que no tienen que ver con la pobreza, como democracia...”. E ironizó que bajo esos parámetros Qatar (donde existe monarquía) sería un país pobre.

Al cuestionamiento que hizo el mandatario de que se usaron datos del 2006 para ese índice, el director general de Ethos, Mauricio Rodas, indicó que “se está manipulando la verdad”, pues en el mismo informe que dejó el 1 de julio pasado en la garita de la Presidencia de la República, se explica que nueve variables del índice son de ese año, porque es la información más reciente con la que cuenta el país; pero cuatro páginas más adelante se detalla que otros 21 aspectos, que corresponden al entorno (entre ellos efectividad del gobierno, en la que está al final; control de la corrupción, libertades civiles y competitividad) corresponden al 2008, 2009 y 2010.

La reacción del gobierno la considera una contradicción con el concepto del Buen Vivir –al ver la pobreza con visión monetarista–, algo “grave” para la democracia, una muestra de intolerancia y que desalienta la participación ciudadana. Aunque la fundación, dijo, seguirá exponiendo sus iniciativas.

Índice de pobreza Ecuador está en el penúltimo lugar de los ocho países que aparecen en el Índice Ethos de Pobreza, luego de Chile, Brasil, México, Colombia, Perú, Venezuela. Al final está Bolivia.

Temas analizados. Nueve variables corresponden a ingreso y condiciones de vida, veintiún sobre el entorno, como democracia, economía, seguridad pública, género.