Para fomentar el emprendimiento y formar el talento humano de los ciudadanos ecuatorianos, el Gobierno invirtió más de US$540 millones en 2012, una muestra de ello fue la inauguración del Centro de Desarrollo Empresarial y Apoyo al Emprendimiento en la Universidad Estatal del Sur en la provincia de Manabí (litoral).

Como parte de este proyecto, el gobierno, a través del Ministerio de Industrias creó 62 centros de desarrollo empresarial con una inversión de US$700 mil.

La ministra de esta cartera de Estado, Verónica Sión sostuvo que “para lograr resultados es necesario conjugar esfuerzos y trabajar de manera articulada entre los sectores productivos, la academia y los gobiernos, tanto el Gobierno central como los locales y provinciales”.

Tras informar que el sector de las pequeñas, medianas y microempresas cubre el 95% del tejido empresarial, Sión dijo que el Ecuador tiene uno de los indicadores en materia de emprendimientos más altos de América Latina, por lo que el problema no radica en la falta de emprendimiento sino en la sostenibilidad.

“El compromiso del Gobierno es revertir ese indicador negativo que presentan los emprendimientos y que tiene relación con el hecho de que luego de los cinco primeros años estas iniciativas productivas desaparezcan”, acotó Sión.

Esa será una de las funciones de los centros de desarrollo que tienen, además, la responsabilidad fundamental de articular el apoyo a las ideas productivas y a los planes de negocios con un acompañamiento permanente, así como el fortalecimiento de cada uno de los eslabones de la cadena de valor de los nuevos emprendimientos.