Quito. El gobierno de Ecuador lanzó una Política Nacional de Empleo que apunta a promover oportunidades laborales y reducir el índice de desempleo, subempleo e informalidad en el país.

Durante la presentación del programa, el ministro de Trabajo de Ecuador, Raúl Ledesma, indicó que la iniciativa está dirigida a los jóvenes, sector en el que el desempleo alcanzó el 10,43% en 2016.

Ledesma precisó que con las medidas que contempla el plan, la meta del gobierno es disminuir el desempleo juvenil en 3,45%, lo que permitirá llegar al año 2021 a una tasa del 6,98%.

"Este sector está absolutamente desprotegido", apuntó el ministro.

Indicó que de los cerca de ocho millones de ecuatorianos que constituyen la Población Económicamente Activa (PEA), 3.200.000 personas tienen empleo pleno y 4.100.000 están en el subempleo.

El contrato juvenil prioriza los sectores de agricultura (24%), comercio (20%), manufactura (13%) y construcción (9%).

Además, otras 303.000 personas se encuentran en el desempleo, de los cuales cerca de 200.000 son jóvenes, según los datos brindados por el funcionario.

El Plan incluye el contrato juvenil que prevé la inserción laboral de 60.000 jóvenes, de entre 18 y 26 años, hasta el año 2021.

En este contrato, el Estado entregará a más de 250.000 empleadores un incentivo tributario para la contratación de pasantes a mitad de costo en el mercado laboral, lo cual aportará directamente a la reactivación económica.

Ledesma dijo que el contrato juvenil prioriza los sectores de agricultura (24%), comercio (20%), manufactura (13%) y construcción (9%), los cuales aportarán el 66% de empleo juvenil.

"Esto contribuirá a que la dinamización laboral se traduzca en bienestar para los ecuatorianos, mayor productividad y circulante en el mercado", anotó.

Otra de las políticas anunciadas es el programa "Mi Primer Empleo" que incorporará a jóvenes egresados o estudiantes del último año de instituciones de Educación Superior a su primera experiencia laboral.

El objetivo es vincular al mercado laboral a 23.507 jóvenes al año (22.087 en el sector privado y 1.420 el sector público) a través de pasantías remuneradas de seis meses.

Ledesma añadió que el plan impulsa también actividades extraordinarias dentro del giro ordinario del negocio, como el hotelero, lo que fomentará que más de 236.000 trabajadores accedan a un contrato formal con todos los beneficios de la Ley.

Además, se establecieron siete nuevas modalidades contractuales que permiten regularizar a los sectores turístico, agrícola, acuícola, floricultor, ganadero, construcción y artístico.

Durante el acto, la vicepresidenta del país, María Vicuña, afirmó que el plan "se enmarca en una gran agenda de reactivación económica y productiva, que es una prioridad para el gobierno".

Asimismo, destacó que el plan está dirigido a la juventud "reivindicando que los jóvenes son actores estratégicos del desarrollo".