La nueva Ley de Mercado de Valores, que está por enviarse a la Asamblea, incorpora beneficios para el sector en el tema tributario, según el director del Servicio de Rentas Internas.

La exoneración del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) para pagos de inversiones negociados a través de la Bolsa de Valores, incluidos los de capital extranjero y los de deducción de gastos incurridos por el aumento de capital en la suscripción pública de acciones a través del Mercado de Valores, son algunos de ellos.

Quienes negocien facturas, a través de la Bolsa de Valores, podrán realizar deducción de impuestos. También habrá una tarifa del IVA del 0% para comisiones percibidas por prestación de servicios bursátiles.

Carrasco habló del tema, durante el evento ‘El entorno tributario ecuatoriano y las perspectivas sobre el Mercado de Valores’, organizado por la Bolsa de Quito hace pocos días.

De acuerdo con Carrasco, este tipo de medidas normativas significará un sacrificio fiscal para el Estado, pero se podrá ver compensado con la reactivación del Mercado de Valores.

Dentro del conversatorio, Carrasco dijo que entre el 2010 y el 2011 se registró una “caída brutal” de los montos de transacciones en el mercado de renta fija a corto plazo. Es que dicha transaccionalidad pasó de US$5.540 millones a US$3.691 millones. El motivo, la salida del Banco del IESS (Biess) del proceso de intermediación en la Bolsa de Valores.