Catorce legisladores estadounidenses, que tienen influencia en la decisión de las preferencias arancelarias andinas, comenzaron a ser contactados desde ayer por una misión que salió de Ecuador para hacer gestiones por la extensión de este programa.

La comitiva, integrada por empresarios americanos que tienen inversiones en el país, armó un agenda en función de legisladores que siguen de cerca el tratamiento del Atpdea, que expiró en febrero pasado.

El desplazamiento se da luego de que importadores estadounidenses habían hecho contactos preliminares con representantes de la Cámara Baja para explicar la importancia de renovar ese acuerdo.

“Los importadores se han movido y han hecho saber que el Atpdea es también de interés de ellos, pues todo lo que es cadena logística y distribución genera plazas de trabajo en EE.UU.”, indicó Roberto Aspiazu, del Comité Empresarial.

Jeff Sheedy, del sector textil; Alfredo Zeller, de brócoli; Dean Rule y Peter Ullrich, del ámbito florícola; y Cristian Espinosa, director de la Cámara de Comercio Ecuatoriano-Americana, integran la comitiva.

“La misión va a explicar los beneficios que ha traído para la economía de EE.UU., Ecuador y la importancia de que se renueve”, dijo Diego Ramírez, del Comité de Comercio Exterior de la Cámara.

Los empresarios esperan que se abra el debate del Atpdea aprovechando el análisis de la aprobación de los acuerdos que ha suscrito EE.UU. con Colombia, Panamá y Corea del Sur.