Quito. Ecuador cerró negociaciones con un banco chino para acceder a un crédito por US$571 millones, con el que financiará una central hidroeléctrica clave, dijo el Ministerio de Finanzas, aumentando su nivel de endeudamiento con el país asiático a niveles históricos.

El préstamo se firmará en agosto con el Eximbank de China a una tasa de interés del 6,35%, a 15 años plazo y con 4 años de gracia, agregó el ministerio en un comunicado difundido a la medianoche de este jueves.

Los recursos financiarán la construcción de la central hidroeléctrica Sopladora, de 487 megavatios (MW), en el centro andino del país.

"Este financiamiento representa el 85% del costo total de la central hidroeléctrica, que es de aproximadamente US$670 millones", agregó el comunicado.

Con el nuevo préstamo, Pekín ha entregado al socio más pequeño de la OPEP unos US$7.300 millones en créditos, ventas de crudo con anticipos de recursos y financiamiento de proyectos energéticos clave.

El lunes, otorgó un crédito de libre disponibilidad a Ecuador por US$2.000 millones.

El año pasado, Pekín aprobó unos US$1.700 millones para el financiamiento parcial de la central hidroeléctrica Coca Codo-Sinclair, con una capacidad de 1.500 MW, la más grande de la nación andina.

Ecuador tiene en carpeta la construcción de ocho proyectos hidroeléctricos, incluidas estas dos represas, en un intento por solucionar el déficit energético y reducir el costo de generación.

Analistas han cuestionado el endeudamiento en el que incurre Quito con su mayor acreedor por las condiciones financieras de los préstamos y la dependencia que está desarrollando frente al gigante asiático.

China se ha convertido en el principal financista de Ecuador desde que este país declaró en el 2008 una moratoria sobre unos 3.200 millones de dólares de su deuda expresada en bonos Global 2012 y 2030.