Quito. El Banco Central del Ecuador (BCE) publicó los datos sobre la evolución de los flujos de remesas. En el primer trimestre de 2018, Ecuador recibió remesas por US$715 millones, una cifra que representa un incremento del 14,3% con respecto a igual período de 2017 pero una disminución del 6,3% con referencia al cuarto trimestre de 2017.

En los tres primeros meses de 2018, los emigrantes ecuatorianos enviaron US$390 millones desde Estados Unidos; US$195 millones desde España; US$45 millones desde México, Chile, Perú, Canadá y Colombia; US$42 millones desde Italia; y US$21 millones desde Reino Unido, Alemania, Suiza, Francia y Bélgica.

En ese período, el 66% de las remesas (US$472 millones) se dirigió hacia Guayas, Azuay y Pichincha. En estas provincias, las ciudades de Guayaquil, Quito y Cuenca captaron US$397 millones.

El presidente de la Federación de Migrantes Retornados, Alex Flores, señaló en entrevista con Andes que las remesas constituyen una importante fuente de ingresos para el país aunque sus montos han disminuido debido a las dificultades económicas existentes en los países emisores de los flujos de dinero. 

En los tres primeros meses del año en curso, ciudadanos colombianos, peruanos y chinos remitieron US$54 millones a sus países, un monto que representó el 75% del total enviado al exterior.

“Sostener una familia en España y enviar remesas a Ecuador implica muchos sacrificios (...) un importante grupo de migrantes ha reunificado a sus familias en España. En EE.UU. es muy difícil hacerlo”, dijo y comentó que, en el caso de los ecuatorianos en Europa, “solo envían remesas a sus padres porque la mayoría de su familia ya está allá".  

Salida de remesas desde Ecuador. Entre el cuarto trimestre de 2017 y el primer trimestre de 2018, la salida de remesas desde Ecuador hacia el exterior disminuyó de US$110 millones a US$73 millones.  

En los tres primeros meses del año en curso, ciudadanos colombianos, peruanos y chinos remitieron US$54 millones a sus países, un monto que representó el 75% del total enviado al exterior. En tanto, los ciudadanos de Cuba, Bolivia, Nicaragua, Haití y Venezuela que trabajan en Ecuador enviaron US$3,5 millones a sus naciones de origen.

El 70% de las remesas enviadas desde Ecuador hacia el mundo se originó en las provincias de Pichincha, Guayas, Manabí y Azuay. 

Sainec Medina, una venezolana que llegó hace cuatro meses a Ecuador, comentó a la Agencia Andes que realiza envíos de dinero periódicos a su familia en Caracas.

“A fin de mes puedo enviar unos US$20 o US$30. Eso les ayuda mucho pues pueden comprar arroz, harina, aceite, queso, huevos. Así pueden comer algo allá”, mencionó.

Dayana Márquez, otra venezolana que reside y trabaja en Ecuador desde hace un año, indicó que logra enviar unos US$40 al mes.

“Si puedo envío más porque el sueldo en Venezuela no alcanza ni  para comprar un kilo de carne. Muchos cuentan con el dinero que mandan sus familiares desde el exterior. Con eso sobreviven en mi país”, subrayó.