Quito. El Ministerio de Economía y Finanzas de Ecuador (MEF) ordenó disminuir US$500 millones del Presupuesto General del Estado (PGE), que para este año fue aprobado por US$34.853 millones.    

Esta disposición provino del acuerdo ministerial 054 del 12 de junio, firmado por el ministro Richard Martínez.

El diario El Telégrafo señala que el texto no explica bajo qué criterios se determinó la reducción, pero señala que se sustenta en el Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas, el cual faculta al Gobierno aumentar o rebajar los ingresos y gastos del presupuesto fiscal aprobado hasta el 15%.

La vicepresidenta Ejecutiva, María Alejandra Vicuña, aclaró que el presupuesto para la política social se mantiene “intacto” y que la decisión del MEF forma parte de las medidas de austeridad aplicadas por el Gobierno desde el año pasado.

La ministra de Inclusión Económica y Social, Berenice Cordero, confirmó en el portal de noticias Ecuador inmediato que la semana anterior hubo un recorte de US$10 millones en el presupuesto de su institución.

Según la funcionaria, la reducción se aplicará al gasto corriente de las instituciones como pagos de servicios básicos, salarios, insumos, entre otros.

Por su parte, la ministra de Inclusión Económica y Social (MIES), Berenice Cordero, confirmó en el portal de noticias Ecuador inmediato que la semana anterior hubo un recorte de US$10 millones en el presupuesto de su institución, lo que afectaba a 25.000 niños.

Sin embargo, indicó que tras conversar con representantes del Ministerio de Economía y Finanzas se acordó que esos recursos sean devueltos en esta semana.

El mencionado portal citó también al ministro del Interior, Mauro Toscanini, quien ratificó una reducción al presupuesto de esa Secretaría de Estado, con recortes internos.

Entre enero y mayo la ejecución de gastos en el PGE disminuyó en 11,5% con relación al mismo período de 2017, según el Observatorio de la Política Fiscal. Dentro de esto, la merma más fuerte fue en el gasto de capital (-33,7%). No ocurre lo mismo con el gasto corriente que hasta mayo subió en 0,4% frente al año pasado.