Quito. El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, anunció este lunes su decisión de reducir entre un 5% y 10% el presupuesto general del Estado para lograr estabilidad fiscal en el país sudamericano.

"Lo dije hace rato: vamos a ajustar el presupuesto reduciéndolo entre 5% y 10%, buscando eficiencia, pero por supuesto, sin afectar los servicios sociales" , dijo el mandatario en el espacio "El Gobierno Informa" transmitido por cadena nacional.

En noviembre pasado, la Asamblea Nacional (Congreso unicameral) aprobó un presupuesto estatal para 2018 de US$34.853 millones.

Moreno, en el poder desde mayo pasado, anunció además que dispuso la implementación inmediata de  "nuevas medidas administrativas de austeridad en cada una de las instituciones del Ejecutivo" .

"Para lograr la estabilidad fiscal que queremos, las autoridades de gobierno debemos dar ejemplo con una optimización presupuestaria e institucional"  apuntó el presidente.

Indicó que los gastos del Estado se han reducido en US$1.000 millones y anunció que se va a hacer "un segundo esfuerzo para que los empresarios y el pueblo vean que el esfuerzo viene por doble vía".

Añadió que como parte de este esfuerzo y "recogiendo el clamor ético de la ciudadanía", dispuso iniciar el proceso de eliminación de la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain).

"Estamos trabajando en la institucionalidad adecuada para garantizar los objetivos de seguridad del país, insisto, del país" , subrayó.

La Senain fue creada en el año 2009 por el gobierno del ex presidente Rafael Correa (2007-2017) en reemplazo de la Dirección Nacional de Inteligencia.

El mandatario, agregó que esta semana revisará los avances del programa económico, que presentará próximamente.

"De manera específica, en estos días analizaré los planes de optimización de los presupuestos, que deben ser presentados por los miembros del gabinete, incluyendo secretarías y empresas públicas", explicó.

El pasado 15 de marzo, el presidente alertó que Ecuador registra una "deuda bastante acumulada" y que "la situación del país es bastante delicada" .

Además, indicó que los gastos del Estado se han reducido en aproximadamente US$1.000 millones y anunció que se va a hacer "un segundo esfuerzo para que los empresarios y el pueblo ecuatoriano vean que el esfuerzo viene por doble vía", pero no dio detalles.

En septiembre pasado, el mandatario ya dispuso varias medidas de austeridad, entre ellas, la eliminación de vacantes de todas las instituciones del Estado.

Asimismo, la unificación de la escala remunerativa del personal de las empresas y banca pública a la del sector público, y la reducción en un 10% del salario a los funcionarios de grado jerárquico superior, entre otros.