El flujo de remesas de los ecuatorianos que están fuera del país subió a US$626,4 millones en el segundo trimestre, 13,9% más que igual periodo del 2010, informó el Banco Central.

El ingreso de los migrantes superó en un 6,2% a lo obtenido en el primer trimestre de este año (US$589,7 millones), ante una mayor dinámica de la economía en los países donde laboran los ecuatorianos.

Desde EE.UU. se enviaron US$271,2 millones (43,3% del total). De España, US$260,8 millones (41,6%); desde Italia, US$36,8 millones, y del resto del mundo, US$57,4 millones.

Si bien en términos generales las remesas experimentaron un aumento, las transferencias de dinero de España e Italia sufrieron una baja, debido a las altas tasas de desempleo en el primer caso y en el otro, a los excesivos controles de impuestos y la consecuente persecución a los emigrantes.