Unas 50.000 declaraciones de exportación de 996 empresas podrían acceder al derecho al Certificado de Abono Tributario que plantea el Ejecutivo, en compensación por la no renovación del Sistema de Preferencias Arancelarias Andinas (Atpdea, por sus siglas en inglés), que venció en febrero pasado.

El dato es extraoficial, pero está basado en las primeras estimaciones que ha hecho el Gobierno a través del Servicio de Rentas Internas (SRI).

Este jueves, el gobierno trabajaba en la recolección de la documentación necesaria para poder iniciar las pruebas reales de la operatividad de esta compensación. Las pruebas se iniciarían el lunes y no esta semana como se había anunciado.

De la información que se ha adelantado se conoce que las empresas exportadoras deberán entregar varios documentos a las autoridades del Ministerio Coordinador de la Producción. Entre ellos, una solicitud en formulario preestablecido, póliza de seguro de la exportación, guía aérea, conocimiento de embarque u otros documentos de transporte que acrediten la fecha efectiva de exportación.

También tendrán que presentar facturas emitidas por el productor ecuatoriano para la exportación del bien que será compensado. Asimismo, el DAU de exportación ante el Servicio Nacional de Aduanas (Senae) y el documento aduanero de importación emitido por la Aduana de EE.UU.

Fuentes del Banco Central del Ecuador explicaron que esta entidad bancaria emitirá los Certificados de Abono Tributario conocidos como CAT, para que luego el Servicio de Rentas Internas pueda crear los créditos tributarios necesarios y así los exportadores cancelen los impuestos con ese documento.

Compensación. El derecho: El beneficio del abono tributario nació el 23 de abril del 2011, mediante el Decreto Ejecutivo 742.

Atpdea: El sistema de preferencias arancelarias venció el 12 de febrero pasado.