La recaudación tributaria del 2011 llegó a US$9.560,9 millones entre enero y diciembre del 2011, según publicó el Servicio de Rentas Internas (SRI) en su página web. Se trata de una cifra superior en 14,4% a la recaudación del 2010 que fue de US$8.357,2. El monto también sobrepasó la meta inicial prevista por el SRI al 2011 que fue US$8.707,6.

De este monto, US$3.873,4 millones fueron impuestos directos y US$5.575,7 millones, impuestos indirectos. En la relación entre ambos tipos de impuestos, este año cayó el peso de los impuestos directos (proporcionales a los ingresos). La relación pasó de un 44%- 56% (directos - indirectos) en el 2010 a un 42% - 58 (directos- indirectos) en el 2011.

De todas maneras, los impuestos directos crecieron con relación a los del año anterior en 9,1%. Los de mayor crecimiento fueron el Impuesto a la Renta (IR), en un 28,2%, al pasar de US$2.428,0 millones a US$3.112,1 millones; así también el Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) creció en 32,3% al pasar de US$371,3 millones a US$491,4 millones.

 

977

En cuanto a los impuestos indirectos, que son básicamente el IVA y el ICE, la recaudación alcanzó US$5.575,7 millones. De estos, el monto del IVA alcanzó US$4.957,9 millones, mientras el ICE fue de US$617,8 millones.

Al mirar la recaudación desde el punto de vista de las actividades económicas, se concluye que la construcción fue una de las actividades que mayor recaudación presentó entre el 2010 y el 2011, al pasar de US$152,9 millones a US$222,6 millones, una variación del 45,6%. También la intermediación financiera, es decir, las actividades de la banca generaron una buena recaudación al pasar de US$770,6 en el 2010, a 1.014,5 en el 2011. Esto es un crecimiento del 31,7%.

El sector de minas y petróleos también tuvo un buen desempeño tributario al pasar de US$822,3 millones a US$981,8 millones, lo cual significó un aumento del 19,4%.

Finalmente, se registra un crecimiento de las devoluciones, es decir, de lo que el SRI debió pagar a los contribuyentes, especialmente por devolución del IVA a empresas públicas, a la tercera edad y pagos en exceso. En el 2010 fue $ 492.5 millones y $ 839.8 millones.