Los gobiernos de Ecuador y España firmaron este martes un acuerdo de canje de deuda por US$5,7 millones por proyectos de educación y salud en el país suramericano.

El acuerdo fue suscrito entre autoridades de los dos países en un acto público en la sede de la cancillería ecuatoriana, en Quito.

La consejera económica y comercial de la Embajada de España en Quito, Xiana Méndez, afirmó que el acuerdo se enmarca en un programa de canje de deuda vigente entre los dos países.

"El acuerdo refleja también la estrecha relación entre Ecuador y España, de la colaboración y confianza entre ambos países, efectiva en varios campos", dijo la diplomática tras la firma del acuerdo.

Los proyectos beneficiarán a las ciudades ecuatorianas de Cuenca (sur), Chimborazo (centro) y las provincias costeras de Manabí y Esmeraldas, éstas dos últimas afectadas por un terremoto de 7,8 grados Richter ocurrido el 16 de abril de 2016.

Méndez destacó que España apoya "iniciativas de alto impacto social", como proyectos educativos dirigidos a transformar a Ecuador en una sociedad del conocimiento.

El acuerdo prevé que los recursos del canje de deuda se destinen, entre otras cosas, a financiar el equipamiento de laboratorios en dos institutos técnicos superiores de enseñanza de mecánica automotriz y electrónica, entre otras especialidades.

"Esta es una muestra de Ecuador por llevar la educación y la investigación a un buen nivel. Equipar estos centros con la mejor tecnología, tecnología de vanguardia para alcanzar una sociedad del conocimiento", apuntó Méndez.

La subsecretaria de la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), Ximena Ponce, destacó que el hecho de cooperar y articular políticas entre los dos países "demuestra la hermandad existente".

"Este es un momento bien importante, ya que se ha trasformado la deuda en un instrumento de cooperación entre los pueblos; agradecemos esta cooperación mutua y la gestión que ha hecho la cancillería de aprovechar esta oportunidad de canje de deuda con España", señaló.

Ponce indicó que los recursos se destinarán a equipar dos institutos, cada uno con 1.100 estudiantes, y subrayó que la formación de profesionales contribuirá al cambio de la matriz productiva que impulsa Ecuador.

"Estaremos dándole el mejor uso para que nuestros jóvenes, nuestro talento humano que tenemos en el país, siga adelante con estos procesos de formación", sostuvo la funcionaria.

Los recursos del canje de deuda también se destinarán para financiar la repotenciación de 52 centros de salud en las provincias de Manabí y Esmeraldas, informó la viceministra ecuatoriana de Salud, Patricia Granja.

Los centros "serán readecuados por un valor de tres millones de dólares en las dos provincias afectadas por el terremoto", indicó tras agradecer la colaboración de España en el propósito de Ecuador de "innovar la salud para los pobres y más vulnerables".

"Nos permitirá alcanzar los niveles de calidad y los estándares que hemos planificado para todas nuestras áreas operativas, garantizando la efectividad en la atención de salud", afirmó.