Bruselas. La Unión Europea (UE) y Ecuador negociaron este viernes a alto nivel político los últimos escollos para intentar cerrar la integración de Quito en el tratado de libre comercio que el bloque europeo ya tiene en vigor con Colombia y Perú.

"Hay una reunión en curso con la intención de finalizar las negociaciones para que Ecuador pase a formar parte del acuerdo comercial" euro-andino, confirmaron a Efe fuentes comunitarias, que sostuvieron que "ha habido progreso esta semana a nivel técnico".

La UE y Ecuador comenzaron este lunes la cuarta ronda de trabajos para intentar cerrar el ingreso de Ecuador en ese acuerdo, y a última hora del viernes en Bruselas las fuentes confirmaron una reunión entre el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, y el ministro ecuatoriano de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, dijo el jueves desde Quito que quedaban "muy pocos puntos de conflicto" en la negociación aunque algunos de ellos eran "muy importantes", en concreto las compras públicas y la propiedad intelectual.

Correa dejó claro entonces que su país no estaba dispuesto a "cruzar líneas rojas", aunque pedía "realismo" para lograr un acuerdo ante la retirada de las preferencias arancelarias que la UE venía concediendo a Ecuador y dado que sus vecinos andinos ya tienen en vigor un tratado con la Unión.

Entre tanto, Ecuador ha solicitado a la UE que extienda el Sistema General de Preferencias arancelarias del que se beneficia, que vence en diciembre próximo, hasta que se ponga en marcha el acuerdo para no perder esas ventajas.

Fuentes comunitarias señalaron igualmente al inicio de esta semana de negociaciones que veían factible concluir el acuerdo "si somos capaces de alcanzar el alto nivel de ambición necesario y encontramos compromisos adecuados sobre los asuntos pendientes".

La UE y Ecuador retomaron la negociación de un tratado comercial en enero pasado con la ambición de lograr integrar ese país en el marco del acuerdo ya concluido con Colombia y Perú.

Ecuador había abandonado en 2009 las negociaciones que mantenía junto a esos dos países con la UE, por considerar que los resultados no iban encaminados a favorecer el desarrollo del país.

Rivadeneira aseguró en enero al relanzarse las negociaciones que Ecuador se va a incorporar a un acuerdo que tiene "un tronco común, elementos comunes", pero que admite también "grandes particularidades para cada caso".

"Uno de los grandes errores y falacias que se utilizan en este tema es decir que el acuerdo multipartes es idéntico para la UE, Colombia, Perú y Ecuador", garantizó entonces, y precisó que para cada país hay "particularidades específicas" no sólo en los anexos sino "también en el mismo texto" del tratado.

La UE recibe el 30% de las exportaciones no petroleras de Ecuador, que tiene superávit comercial con el bloque europeo.

Las mayores ventas se producen en productos agroalimentarios, como las conservas de atún, palmito, banano, camarones, cacao, flores, aceites, productos de madera, jugos de frutas, café y té, entre otros.

Según cifras de la UE, en 2012 los países europeos registraron importaciones de Ecuador por valor de 2.400 millones de euros (US$3.344 millones), mientras que sus exportaciones al país andino ascendieron a 2.300 millones de euros (US$3.204 millones).

Por su parte, el acuerdo comercial firmado por la UE con Colombia y Perú en 2012 se aplica de forma provisional desde el 1 de marzo y el 1 de agosto de 2013, respectivamente.

El pacto ha supuesto la apertura de los mercados entre esas tres partes y se prevé que les permita llegar a ahorrar unos 500 millones de euros anuales gracias a la supresión de barreras comerciales.