Washington. El panorama económico de Estados Unidos es sombrío y cualquier acción drástica podría empeorar las cosas, según un testimonio presentado el martes a la "supercomisión" del Congreso que intenta recortar el déficit federal.

La Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO por su sigla en inglés) -la agencia presupuestaria y económica no partidista del Congreso- dijo que el crecimiento económico estadounidense se desaceleraría desde sus estimaciones previas.

Además, el desempleo se mantendría cerca de su actual nivel de 9,1% durante las elecciones legislativas y presidenciales del 2012, estimó la agencia.

"El panorama económico se mantiene altamente incierto", dijo el director de la CBO, Douglas Elmendorf, en una audiencia inaugural del panel legislativo a cargo de encontrar, al menos, US$1,2 billones  en nuevos ahorros para el gobierno durante la próxima década.

Elmendorf señaló que su agencia actualmente espera un crecimiento económico cercano al 1,5% este año y al 2,5% en el 2012. Las cifras son menores a la estimación de agosto de un 2,3% y un 2,7% respectivamente.

Nuevos datos desde la elaboración de ese panorama en agosto llevaron en parte rebajar las estimaciones, indicó Elmendorf.

La tasa de desempleo estadounidense se mantendrá "cerca del 9% hasta fines del 2012", dijo Elmendorf. El mes pasado, la CBO estimó que el desempleo llegaría al 8,9% este año y caería al 8,5% en el 2012.

Fecha límite para encontrar ahorros. La "supercomisión" tiene hasta el 23 de noviembre para encontrar los ahorros dictados por una ley de reducción de déficit vigente desde inicios de agosto.

Al iniciar su búsqueda de reducciones de gastos o nuevos aumentos de impuestos, Elmendorf advirtió a la comisión que camine con cuidado.

"Particularmente importante dado el actual estado de la economía, los recortes inmediatos de gastos o aumentos de impuestos representarán un nuevo peso para la débil expansión económica", declaró Elmendorf al panel.